Contundente rechazo del Gobierno al reclamo de los médicos

El gobernador José Alperovich dijo que el planteo de los profesionales, que reclaman 100 pesos de aumento en la base de cálculo, implicaría "volver al Tucumán de atrás" y que "no podría pagar los sueldos". A su turno el Ministro de Economía disparó: "Todavía no he aprendido a fabricar plata".
La estrategia del Gobierno en el conflicto que mantiene desde hace tres meses con los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad apunta cada vez más a lograr el desgaste de la protesta, en lugar de a discutir una mejora salarial que permita destrabar el conflicto "por las buenas".

El gobernador José Alperovich y su ministro de Economía, Jorge Jiménez, rechazaron ayer terminantemente la contraoferta presentada por los profesionales la semana pasada, en la cual solicitaron que otorgue un aumento de 100 pesos en la base de cálculo, en lo inmediato, y otros 150 pesos de manera escalonada y progresiva, hasta recuperar en un 100 por ciento el básico de la Salud.

Mientras que el titular del PE sostuvo que "la propuesta de los médicos es volver al Tucumán de atrás", el responsable de la cartera económica dijo que el planteo de los médicos "es desproporcional" y les dijo, en tono sarcástico, que "todavía" no aprendió "a fabricar plata".

De esta manera, el Poder Ejecutivo dio prácticamente por finalizadas las negociaciones con los autoconvocados de la sanidad, quienes esperaban que el arzobispo Luis Villalba convoque a una nueva reunión entre las partes esta semana, a los fines de escuchar la respuesta del Gobierno.

"El Tucumán de atrás"

Alperovich dijo que de acceder a los reclamos de la sanidad no estaría garantizado el pago de sueldos para el resto de la administración pública y peligraría la paz social. "Hay que acordarse del Tucumán con las cubiertas quemadas, con los negocios que no funcionaban, que se despedía gente, ningún tucumano quiere volver a eso y la propuesta de los médicos es volver al Tucumán de atrás. No puedo ser un demagogo, decir sí (a los médicos) y después no poder pagar los sueldos a los 60 días y volver a la provincia que nadie quiere", lanzó el Mandatario.

El Gobernador reivindicó el ofrecimiento de un aumento de 20 pesos en la base de cálculo realizado por el Ejecutivo a los autoconvocados de la sanidad, hace dos semanas, cuando las partes se reunieron por última vez en el marco de la mediación encarada por el Arzobispo. "Con lo que nosotros ofrecemos, a un médico con un sueldo mínimo de 2.200 pesos, se le aumentaría 200 ó 300 pesos más por mes". En cambio, advirtió que "con los 250 puntos (o pesos) que piden, el salario se va de 2.200 pesos a 4.800 pesos por mes. O sea, son 2.000 pesos más de aumento por mes, y eso no lo puede pagar la provincia", sentenció.

Además, estimó que "el costo de otorgar ya los 100 puntos -mientras que el resto de los 150 puntos quedarían para más adelante-, es de 8 millones de pesos" y admitió que "a esto hay que agregar lo que pedirían los otros gremios, con lo cual no podríamos pagar los sueldos", disparó. Recordó que "ya se ha dado un 15 por ciento de aumento a todo el personal de Salud en julio" y agregó: "Además, les hemos hecho un propuesta más del 10 por ciento de aumento ahora y hemos hecho la propuesta de titularizar a los que tienen más 10 años de antigüedad, lo que alcanza a 1.500 agentes".

Tras insistir en que "el Gobierno ya ha hecho una propuesta", el Primer mandatario advirtió que, debido al conflicto médico, "la que más pierde es la gente humilde, porque el que tiene plata va a la tarde a los consultorios, puede pagar tiene una obra social y no tiene drama. Quiero resolver el tema porque están perjudicando a gente que no tiene obra social, que no tiene nada, que es la gente humilde que tiene si ó si no le queda otra alternativa que recurrir a los hospitales", enfatizó.

"Fabricar plata"

Por su parte, Jiménez fue terminante a la hora de referirse a los reclamos de los médicos. "¿Qué quieren que haga yo? Fabricar plata, la verdad, es que todavía no he aprendido a hacerlo", espetó.

Tras sostener que el reclamo "es desproporcional" a las posibilidades financieras del Estado, el titular de la cartera de hacienda provincial ironizó: "Por supuesto que yo también quisiera ganar 20 mil pesos mensuales, pero vivo en Tucumán, no en Suiza. Me gustaría vivir en otro lugar para ganar más, pero no es así". Jiménez también reivindicó defendió el ofrecimiento de 20 pesos de incremento en la base de cálculo, al asegurar que "eso significa un aumento para la gente que trabaja 2, 3, 6 horas por día. Todo eso podemos hacer, pero más que eso no", sentenció.

Respecto a la propuesta de los médicos para implementar una mejora salarial escalonada, Jiménez aclaró que "todo se puede arreglar dentro de un paquete general, pero no dentro de partecitas (sic), no es que hoy le damos una parte y mañana otra". Sobre el mismo punto, confirmó que no habrá una mejor oferta del PE. "No hay modificación, no podemos estar con el obispo Villalba enfrente diciendo hoy 2 y mañana 3. Ya les dijimos a los médicos todo lo que podíamos de entrada, más en este caso particular, donde suponemos que estamos tratando con gente razonable", concluyó.

Comentá la nota