Contundente y fundamentado rechazo al traslado de la nocturnidad de Alem a la Escollera Norte

La Terminal de cruceros y traslado de comercios vinculados a la nocturnidad de la zona de Alem a la Escollera Norte del Puerto de Mar del Plata es analizada mesticulosamente por el empresario Eduardo Sato quien rechaza de plano esta idea que viola norma internacionales (rubricadas por Argentina) en materia de seguridad portuaria.
El desconocimiento sobre el verdadero costo final; la irregularidades entre los elegidos, en lo que figura uno que fue clausurado definitivamente por la propia Comuna como la expansión del Puerto y la transparencia en el otorgamiento de los permisos son tambien objetos de duras críticas por el vecino portuense.

Sato, en una nota hecha llegar a el Retrato de hoy se pregunta lo siguiente:

1° : Existe un proyecto? Cual es?

Puerto: elemento importantísimo para el desarrollo de la ciudad. Mar del Plata es el principal puerto pesquero del país por lo tanto no solamente por los cruceros si no también por los buques pesqueros y/o cargueros es que se necesita un puerto dragado y con muelle. El presidente actual del consorcio portuario estima que el puerto esta colapsado y ve la posibilidad de traer “muelles flotantes”. Por el otro lado, el mismo Consorcio Portuario Regional del Puerto de Mar del Plata avala la ocupación de espacios con actividades ajenas al puerto. El puerto tiene un costo de construcción y mantenimiento muy alto, mucho más elevado que la compra de cualquier terreno en la periferia de la ciudad. Por lo tanto los boliches o bares pueden relocalizarse a 200 m de los muelles, cosa que no puede hacer un barco. Los ejemplos que algunos legisladores ponen de otros puertos del mundo donde conviven diversas actividades, desconocen que hay convenios internacionales (firmados por la Argentina) en los cuales la parte operativa comercial de los muelles esta regida por una serie de disposiciones especificas respecto a la seguridad, higiene, etc..

Existen ordenanzas minicipales que prohíben los hoteles alojamiento dentro del ejido urbano y en algunos casos como Mendoza los boliches se hallan en la periferia de la ciudad. Si la ciudad no es capaz de controlar ese tipo de actividades, mal pueden controlar a 22 boliches. En el caso concreto de los terrenos de la escollera norte se habla de convenios de cesión de tierra por 30 años que corresponden a 7,5 periodos de cualquier intendente, cosa que creo merece un estudio mas profundo para hipotecer el usufructo de algo que pertenece a todos los ciudadanos con miras a un crecimiento mayor.

2°: Costo de la inversión:

Se comenta (todas versiones periodisticas) que el Municipio, la Provincia y/o la Nación, pondria $ 6.000.000 para la infraestructura de ese sector. Mas tarde se habló de $14.000.000. Cual es el costo definitivo final de tal proyecto? Alguna de tales versiones respecto a la financiacion es cierta? No terminaremos como la Terminal Ferroautomotora que ya fue inaugurada 9 veces por 4 intendentes?

3°: Restantes bares

Cual es el proyecto de los otros 40 bares y restaurante ubicados en la zona de Alem que no firmaron este traslado? Habrá alguna ley que los obligue a trasladarse también (a dónde?) o aumentaran su actividad al erradicarse los 22 principales? Como se va a controlar que los autorizados no los trasladen con subalquileres a otros que no estén incluidos y cometan las mismas irregularidades si hasta hoy las autoridades no pudieron controlar la mal llamada nocturnidad.

4°: Irregularidades de los elegidos

La semana pasada se han detectado irregularidades graves en 4 boliches de esa zona, uno de ellos “incluido” en esa lista, fue clausurado definitivamente por reincidente por la Municipalidad (llamese “irregularidades” la venta de alcohol a menores). El traslado no puede sustentarse en el argumento de un mayor control pues este deberia llevarse a cabo no importa donde se localicen.

5°Expansion del puerto

Los argumentos que avalan este proyecto haciendo hincapie en que esa es una zona abandonada y descampada dejan algunas dudas. Me pregunto si ese abandono y descampado es por culpa del ciudadano o de las autoridades?

No hay un plan estratégico que prevea aprovechar la zona de la escollera, para beneficio de la ciudad toda a través de la mayor actividad del puerto? Todos los marplanteses queremos una ciudad para todo el año que permita un crecimiento no solamente de la industria pesquera (recordemos que Mar del Plata es el principal puerto pesquero del país) sino también de las importaciones y exportaciones de otros productos, como los textiles, agroindustriales, etc. a través del puerto sin depender de otros puertos, principalmente Buenos Aires.

Como ejemplo Necochea, ya esta identificado como un puerto casi exclusivamente cerealero, Bahia Blanca petroquímico y Mar del Plata necesita identificarse también. Nuestras autoridades proclaman que Mar del Plata es un puerto multipropósito: carguero, cerealero, pesquero, de reparaciones, turistico, deportivo, aspirando en todos esos rubros ampliar su capacidad opertativa. Ese es el fin que se persigue como un elemento mas para que Mar del Plata sea una ciudad de todo el año. Pero hacia donde crecer si ocupamos el poco espacio disponible?

6°: Generacion de empleos

Otro argumento que se esgrime es el del uso de la mano de obra para construir dichos locales, pero nada impide que se generen los mismos empleos al construir en otro lugar. Los nuevos elegidos no aceptan otro lugar, como por ejemplo Punta Mogotes, o inclusive en la periferia de la ciudad. Sin irnos muy lejos, hay 3 manzanas polémicas en J. B. Justo y Alem que si bien es cierto no es lo ideal, ya tienen servicios como pavimento, agua, luz, cloaca..

7° Transparencia

Solicito que el otorgamiento de los permisos de uso de ese sector , se lleve a cabo previa licitación. No quisiera que se repita la experiencia que sufrimos los restaurantes que hoy formamos parte del Centro Comercial del Puerto, cuando en épocas pasadas fuimos desalojados de nuestra ubicación en la Banquina, y obligados compulsivamente a trasladarnos a la ubicación actual.

Comentá la nota