Contundente “bochazo” a la iniciativa de Schiaretti

Los vecinos abordados por EL DIARIO desaprueban enfáticamente el plan del oficialismo de desprenderse de bienes estatales para obra pública y para obtener fondos para cancelar deudas
“Es una lástima lo que quieren hacer”

Alicia Güelfi es un ama de casa de 53 años, que reside en barrio Rivadavia. “No me parece acertada la intención del Gobierno, es patrimonio provincial y habría que resguardarlo”.

Alicia expresó que “es una lástima lo que quieren hacer”.

“Debe ser por un interés comercial de ellos”, sentenció la mujer.

“Esto no puede pasar en ninguna parte”

Manuel Cervera es un abogado santafesino de 55 años, que ayer estaba en el microcentro villamariense, y pese a no ser de la provincia, no escapó a la pregunta de EL DIARIO, porque “en ninguna parte del mundo se deben vender los inmuebles de dominio público”.

Cuando se le comentó los argumentos del oficialismo respecto a que la mayoría de los edificios a vender son inutilizados, cuestionó la postura: “Que un inmueble no sirva para una cosa, no significa que se deba vender, se le puede dar otro fin o readecuarlo para la utilización. No es un argumento sólido por parte del Gobierno”.

“Los políticos siempre critican”

Entre los vecinos abordados por EL DIARIO en la calle, se consultó a Adriana Vivó (38), directora del Instituto del Rosario. “Es un proyecto bastante cuestionado, algunos hablan de conservar el patrimonio, otros de inversión inmobiliaria, pero personalmente creo que siempre que se consigan mejoras y modernización la propuesta es acertada”.

“Más allá de ver si es una cuestión inmobiliaria, tendríamos que analizar si producirá una ciudad más moderna.”

Vivó consideró que “lo que ocurre es que los políticos siempre critican lo que hace el otro”.

“Deberían consultar a la ciudadanía”

Alejandra Ibarra vive en Villa María, tiene 28 años y es profesora de Inglés. “Si la provincia necesita fondos, debe conseguirlos de otra manera y no vendiendo edificios que nos pertenecen a todos los ciudadanos de Córdoba”, sostuvo.

La joven expresó que “en todo caso, de hacerlo debería llamar previamente a una consulta a toda la ciudadanía para que se manifieste sobre el proyecto”. “En este último caso, pienso que todos debemos votar por la negativa”.

Acto seguido, la vecina se preguntó “cómo es posible que se deban vender edificios públicos para recaudar fondos. ¿Para qué está el dinero que se consigue con el cobro de impuestos?”.

Alejandra consideró que “se arrastran deudas de gobiernos anteriores; Schiaretti debería reclamarle a la administración anterior, aunque claro, es del mismo partido...”.

“Hacen y deshacen a su antojo”

Para Claudia Rodríguez (39, empleada), Schiaretti impulsa la venta “porque necesita dinero”. “Desprenderse de edificios que nos pertenecen a todos para hacer caja no está bien, no estoy de acuerdo”, opinó. Claudia se lamentó de que “poco podemos hacer los vecinos, porque ellos hacen y deshacen a su antojo”.

Para Silvana (24), “hay cosas mucho más importantes por realizar antes que un Centro Cívico”.

“Se necesita dinero para otras cosas”

Gabriel Garabello tiene 27 años y una mirada absolutamente crítica en contra del plan oficial. “Se necesita dinero para otras cosas, no para construir un Centro Cívico. Hay que colocar la mirada en el estado de los hospitales, que es malo, en la educación...”.

“Más allá de los fines, estoy en desacuerdo con desprenderse de inmuebles que son de todos los cordobeses”, subrayó el joven al dialogar con este matutino.

“No es tiempo de vender”

Para Héctor Comellas, un jubilado de 76 años, de concretarse el plan del Gobierno de Juan Schiaretti, “tendría que darse con el consenso de todos los partidos políticos y de la población”.

No obstante y más allá de esto, particularmente el señor opinó que “no es tiempo ni de vender ni de comprar nada; hay que esperar para realizar cualquier tipo de operación inmobiliaria”.

“Es como si yo quisiera vender hoy mi casa para que con el dinero que me den a hacer una nueva... seguro que no me alcanza”, graficó el vecino.

@“No sé” o “no quiero”

Así como hubo rechazo en la calle a la iniciativa schiarettista, que ya recogió la oposición de partidos políticos y decenas de entidades y agrupaciones sociales en toda la provincia, también se evidenció una gran indiferencia hacia la cuestión.

Como cada vez que se tocan temas que involucran al Gobierno, gran parte de los vecinos prefirió no opinar y muchos otros desconocían de qué se trata. Así se vio ayer en la calle cuando este cronista y el fotógrafo salimos a encuestar.

Curiosamente, cuando el tema de la consulta pasa por una cuestión que no roza al Gobierno, la gente sí se predispone a opinar.

Comentá la nota