Controversia por un supuesto hijo de Lugo

Controversia por un supuesto hijo de Lugo
El ex obispo y ahora presidente paraguayo, Fernando Lugo, quedó ayer envuelto en un terremoto político cuando los medios de comunicación de su país informaron que una mujer de 26 años lo demandó por la presunta paternidad de su hijo de dos años. Aunque más tarde la joven desmintió haber presentado una denuncia, la polémica ya era imparable. En medio de una catarata de especulaciones y versiones, el gobierno afirmó que se trata de una campaña de hostigamiento contra el mandatario.

Según trascendió ayer a la mañana, Viviana Rosalith Carrillo Cañete habría presentado ante una jueza de la ciudad de Encarnación una denuncia contra Lugo (57) por no haber reconocido a su hijo, y exigía una prueba de ADN.

La noticia cayó como una bomba en los despachos oficiales y en todo el país. Según informó el diario ABC Color en su sitio web, "la joven ofreció varias pruebas como mensajes telefónicos, declaraciones de testigos, para confirmar que hacía vida de pareja" con el ex sacerdote que dejó los hábitos para lanzarse a la política.

Según el diario, la demandante relató "que fue seducida con bellas palabras por el entonces obispo del departamento San Pedro (centro)" y relató además que "tenía apenas 16 años cuando coincidieron en la vivienda de su madrina Edyth Lombardo de Vega de la localidad de Chore, donde el religioso se quedaba a dormir y ella vivía".

La mujer también comentó que Lugo "le prometió que dejaría la sotana y se uniría a ella, para formar una familia", según el escrito que presentó ante el juzgado.

"Llegamos a los estrados judiciales luego de que fracasaran las conversaciones de mi cliente con el presidente para un arreglo amistoso de reconocimiento de la filiación", contó Claudio Kostinochok, uno de los abogados de Carrillo.

Pero horas más tarde, en una nota que entregó a periodistas ante su casa en las afueras de Asunción, la mujer desmintió "categóricamente haber firmado una demanda de filiación" contra Lugo.

"Los hechos que se relatan en la prensa como parte de la supuesta presentación ante la justicia son absolutamente falsos. No voy a dar declaraciones sobre mi hijo y mi vida personal", destacó.

El presidente no habló ayer con la prensa y durante gran parte del día realizó un sobrevuelo por la frontera chaqueña "para observar corredores de contrabando", según informaron sus ministros.

El asesor jurídico de la Presidencia, Emilio Camacho, dijo en rueda de prensa que no existe el acta judicial sobre la presunta denuncia y que el desmentido de la mujer es una prueba fundamental para aclarar la situación.

En un comunicado, el gobierno afirmó que "es evidente que este caso está inscripto dentro de una campaña de hostigamiento político contra el presidente de la república, quien está liderando un proceso de cambio histórico".

El texto agrega que "el equipo jurídico se encuentra trabajando en la evaluación de la denuncia".

Comentá la nota