Controversia por una ley en Santa Fe

El gobernador de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, advirtió ayer que la decisión de la oposición de "cercenar" parte del presupuesto 2010 impulsado por su administración "va a generar inconvenientes" en su gestión, y evaluó que la postura de la Cámara de Diputados provincial implicó un desconocimiento de lo ocurrido en las últimas elecciones.
"Seguramente, va a generar inconvenientes, pero seguramente vamos a seguir gobernando", dijo Binner, al lamentar la aprobación del presupuesto 2010 con una quita de $ 600 millones.

Al no contar con los dos tercios de los votos necesarios para imponer la propuesta del Frente Progresista -integrado por el socialismo, la UCR y ARI-, la Cámara baja santafecina aprobó los proyectos de presupuesto y de reforma tributaria, promovidos por los senadores justicialistas.

"Lo que ha sucedido [en la Legislatura provincial] es desconocer lo que ha ocurrido en las elecciones", afirmó el mandatario, en declaraciones a Radio Continental.

En tal sentido, expresó: "Un gobierno que gana las elecciones, el partido que gana las elecciones, tiene derecho a fijar el presupuesto de acuerdo con el programa que ha llevado a las elecciones y que votó la gente".

El ministro de Gobierno, por su parte, sostuvo que los grandes perjudicados por el recorte presupuestario "son los santafecinos, sobre todo los que menos tienen".

Comentá la nota