Controles y normativas vigentes en materia de seguridad nocturna

La primera quincena de enero la Provincia clausuró 150 comercios en la Costa Atlántica y en el Conurbano por no cumplir con las restricciones relacionadas con el horario de ingreso e egreso o la venta de bebidas alcohólicas. En Azul desde la dirección de Control Urbano se informó sobre los requisitos que deben cumplir los locales nocturnos, siendo la fecha límite febrero de 2010.
El Gobierno de la provincia de Buenos Aires, durante la primera quincena del mes de enero clausuró 150 comercios en la Costa Atlántica y en el Conurbano, por no cumplir con las leyes de nocturnidad que regulan el horario de ingreso y egreso a los locales bailables, además de otras restricciones en cuanto a la venta de bebidas alcohólicas.

Los operativos que coordina el Ministerio de Desarrollo Social y que llevan adelante 250 inspectores de los ministerios de Trabajo, Producción, Seguridad, Jefatura de Gabinete de la provincia de Buenos Aires y los municipios, se llevaron a cabo durante la primera quincena de enero en todos partidos de la costa y en el Conurbano de la provincia.

En los distritos de la costa y del gran Buenos Aires, se inspeccionaron comercios, bares y boliches, y de los cuales se clausuraron 150 por vender alcohol a menores, por no cumplir con los horarios que establecen las leyes, por despachar bebidas alcohólicas en envases superiores a los 350 centímetros cúbicos o por detectarse la presencia de menores después de las 23 horas, entre otras irregularidades.

Durante las tareas de control en los últimos cinco meses se realizaron más de 2.000 inspecciones, en las que se clausuraron más de 380 comercios y se controló la alcoholemia a casi 5.000 automovilistas.

La situación en Azul

En este marco, la dirección de Control Urbano del municipio de Azul informó a los propietarios de confiterías, discotecas, salas, salones de bailes y demás locales donde se realicen actividades bailables y/o similares, tanto en lugares cerrados como al aire libre, cualquiera fuere su denominación o actividad principal, que podrán abrir sus puertas para la admisión hasta las 2.00, finalizando sus actividades como horario límite máximo a las 5. 30.

En un comunicado enviado a este diario se destacó que los establecimientos mencionados que desarrollen con habitualidad las actividades descriptas anteriormente, deberán dentro de los noventa días de promulgada la ley 14.050, contar en sus accesos y egresos con cámaras de videovigilancia, las cuales deberán cumplir con los requisitos mínimos que se establecen en el decreto reglamentario: se instalarán tantas cámaras como sean necesarias para cubrir todo el perímetro exterior del local sin que queden zonas ciegas; deberán colocarse carteles visibles y legibles que adviertan al público la existencia de cámaras y su filmación.

Asimismo se indicó que deberá garantizarse la nitidez de las imágenes y la fecha y hora de los registros; el responsable del establecimiento está obligado a mantener la intangibilidad de la información que surge de la grabación; los responsables de los establecimientos deberán considerar confidenciales las imágenes y los sonidos que se obtengan de las filmaciones, debiendo conservar las mismas por un plazo máximo de doce meses.

Por su parte, el responsable sólo podrá hacer entrega del material obtenido de las filmaciones a requerimiento de las autoridades judiciales que instruyan investigaciones penales preparatorias o faltas contravencionales o autoridades administrativas en el ejercicio de su función.

Las autoridades de comprobación de las infracciones serán las encargadas de efectuar los controles periódicos de las instalaciones y/o funcionamiento de la/s cámara/s de video vigilancia en los ingresos y egresos de los locales bailables. La fecha límite para la instalación del sistema es febrero de 2010.

Por último, se informó que ante cualquier consulta se puede acudir a la Dirección de Control Urbano, ubicada en Avenida Mitre 963, área de Inspección General de lunes a viernes de 8 a 13.

Durante las tareas de control en los últimos cinco meses se realizaron en la provincia más de 2.000 inspecciones, en las que se clausuraron más de 380 comercios.

Comentá la nota