Controles conjuntos de alcoholemia entre la Ciudad y la Provincia

Ambas administraciones comenzaron a realizar pruebas de alcoholemia en los accesos que unen a la Capital Federal con el territorio bonaerense. Es el primer paso hacia la unificación de las leyes de tránsito
Hoy, la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia comenzaron a realizar controles de alcoholemia conjuntos en doce puntos que unen ambos territorios, explicó el ministro de seguridad de la administración macrista, Guillermo Montenegro, quien estaba supervisando el operativo en la intersección de la Avenida General Paz y la Avenida Beiró, en el barrio porteño de Villa Devoto.

El funcionario detalló que "el control se comparte con la Agencia de Seguridad Vial de la Nación", por lo que es una tarea realizada entre la Ciudad, la provincia de Buenos Aires y el Estado.

"Son operativos para que la gente tome mayor conciencia a la hora de manejar", agregó el ministro, quien a su vez indicó que el promedio de controles mensuales es de 17.000.

"Empezó con un porcentaje de positivos que superaba el 10% y bajo de ese numero un 30 por ciento. Este tipo de politicas redundan en disminución", opinó.

El trabajo en conjunto entre Ciudad y Provincia se extenderá durante todo el año y surge del acuerdo al que llegaron ambas jurisdicciones semanas atrás, con el apoyo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Mientras el gobierno porteño controlará los vehículos que ingresen desde los municipios de Vicente López, San Martín, Tres de Febrero, La Matanza y Avellaneda, las autoridades provinciales y municipales verificarán a los conductores provenientes de Capital Federal que ingresen en cada una de las jurisdicciones.

En la ciudad de Buenos Aires, un control positivo implica el acarreo del vehículo y la pérdida de 10 puntos de la licencia, y las sanciones previstas por el Código Contravencional porteño.

Comentá la nota