Controles de alcohol a menores dentro y fuera de los boliches

Vigilarán la "previa" para evitar excesos antes del ingreso a confiterías bailables y bares nocturnos. Y sancionarán a los que permitan el ingreso de menores. Quedó pendiente el tema del límite horario.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli acordó con dueños de los boliches nocturnos de la provincia restringir la venta de bebidas alcohólicas en los locales y adelantó que se intensificarán los controles de "la previa", pero no anunció un límite horario para la actividad nocturna como se especulaba.

Sobre este último punto, informó Scioli que durante la reunión con los empresarios "se habló del horarios de los boliches, pero por ahora no se llegó a ninguna determinación".

"En especial pusimos énfasis en controlar 'la previa' como se dice en el lenguaje de los pibes, porque si nos detenemos en controlar sólo los horarios nos vamos a quedar ahí y podemos caer nuevamente en errores", dijo el mandatario provincial tras reunirse con empresarios, intendentes y funcionarios para analizar la problemática de la nocturnidad.

Scioli advirtió que habrá "fuertes" sanciones para los propietarios de los locales que permitan el ingreso de menores de edad y reiteró que serán más estrictos los controles de la norma que prohíbe la venta de alcohol después de las 23 horas, sobre quioscos, maxiquioscos, estaciones de servicios y almacenes. "Queremos que los jóvenes se diviertan, pero con límites", dijo. Tras afirmar que el problema de la nocturnidad "es tan complejo que no se puede resolver en una reunión ni modificando una sola ley", recordó que la responsabilidad del Estado provincial es "llevar adelante los controles y la prevención" para reducir el consumo de alcohol, en particular entre los jóvenes.

Scioli anticipó que habrá nuevas "reuniones de trabajo" para coordinar acciones con otros municipios y jurisdicciones vecinas, como la Capital Federal y distritos del sur santafesino.

En este sentido, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que ese distrito también evalúa el tema y no descarta acordar una propuesta "conjunta" capital-provincia para la actividad nocturna.

"Sería un problema que la Provincia tome una medida por la suya y nosotros tomemos otra. Porque así la gente iría de un lado para otro y esto no puede pasar", dijo el funcionario porteño en declaraciones radiales.

Scioli precisó, en rueda de prensa, que analiza "extremar los controles de alcoholemia en la entrada de los boliches, lo cual ayudará a que esta instancia no se agrave adentro de los locales" y anticipó que se exhortará a los propietarios de los locales nocturnos a cerrar las barras un tiempo considerable antes del horario de cierre.

El gobernador bonaerense destacó, sin embargo, que la acción preventiva "ya comenzó este fin de semana", al informar que entre viernes, sábado y domingo se clausuraron 21 locales que incumplían las normas.

"El exceso de alcohol hace mal. Así como instalamos la lucha contra la droga y avanzamos sobre las cocinas de paco en la provincia, sabemos que una de las primeras adicciones es el alcohol", subrayó Scioli.

En tanto, Aníbal Mathis, el titular de la Asociación de Propietarios de Locales Bailables bonaerenses, consideró "un hecho inédito" la convocatoria del gobernador Scioli y la comparó con la de 1996, cuando se discutió la misma problemática de la noche. "Antes se manejó de manera autoritaria y 'fachista' la normativa", dijo el empresario en alusión a la decisión adoptada por el entonces gobernador Eduardo Duhalde. Mathis resaltó el papel de las familias en la prevención del consumo de alcohol, por entender que son los padres quienes deben "operar como elemento de contención". Scioli mantuvo una "reunión de trabajo" con 18 empresarios del sector y varios de sus ministros para estudiar medidas tendientes a controlar la seguridad de los jóvenes durante la noche, además de intendentes afectados por esta problemática.

Scioli estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y los ministros de Seguridad, Carlos Stornelli, y de Desarrollo Social, Baldomero Alvarez de Olivera, además del titular de la FAM bonaerense e intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

De la reunión participaron también representantes de boliches bailables de Quilmes, San Miguel, La Matanza, la Plata, San Martín, la zona norte del Gran Buenos Aires y del Partido de la Costa.

El tope horario, más adelante

"Mi idea es que cuando fijemos un tope horario para esta actividad, después de haber consultado con otras jurisdicciones vecinas, tendríamos que fijar que la barra que vende alcohol cierre unas horas antes del cierre de los boliches", sostuvo ayer el gobernador Daniel Scioli en presencia de los representantes de propietarios de locales nocturnos con quienes abordó ayer la problemática de la venta y consumo de alcohol por parte de menores.

El gobernador destacó que "producto de esa ingesta de alcohol, que a veces lleva a los jóvenes a un nivel de intoxicación, se colman las guardias de los hospitales en las madrugadas de los fines de semana".

"Nos lo dicen los médicos que allí trabajan que ven alarmados como aumentan estos casos y a eso se le suma la preocupación de los padres que nos piden que intervengamos", sostuvo Scioli.

El gobernador explicó que se seguirá reuniendo con los empresarios de boliches para tratar estos temas y anunció que también habrá reuniones con intendentes y los gobiernos de la Capital Federal y del sur de la provincia de Santa Fe, debido a la proximidad geográfica que tienen con esta provincia y al habitual recorrido que hacen los jóvenes para bailar en otras jurisdicciones.

"Mi idea es que cuando fijemos un tope horario para esta actividad, después de haber consultado con otras jurisdicciones vecinas, tendríamos que fijar que la barra que vende alcohol cierre unas horas antes del cierre de los boliches", sostuvo.

El gobernador destacó que "producto de esa ingesta de alcohol, que a veces lleva a los jóvenes a un nivel de intoxicación, se colman las guardias de los hospitales en las madrugadas de los fines de semana".

"Nos lo dicen los médicos que allí trabajan que ven alarmados como aumentan estos casos y a eso se le suma la preocupación de los padres que nos piden que intervengamos", sostuvo Scioli.

El gobernador explicó que se seguirá reuniendo con los empresarios de boliches para tratar la problemática y anunció que también habrá reuniones con intendentes y los gobiernos de la Capital Federal y del sur de la provincia de Santa Fe, debido a la proximidad geográfica que tienen con nuestra provincia y al habitual recorrido que hacen los jóvenes para bailar en otras jurisdicciones.

Comentá la nota