Van a controlar a las personas que entren a la Legislatura.

Se terminó el libre acceso de la gente a la Legislatura Provincial. En una medida que promete generar polémica, el presidente de la Cámara de Diputados, Luis Campo, con la anuencia de todos los bloques, anunció que implementará un control de ingreso que denominaron “pase”.
Según explicaron, las personas que deseen entrar “deberán registrarse (en un formulario), informar el destino y acreditar identificación”. Pero el sistema incluye que la persona entregue esa “identificación” (un documento o carné) que “será recepcionada por la Guardia Policial, siendo restituida al visitante cuando se retire de la Cámara, previa entrega del formulario firmado por quien autorizó su ingreso”.

La Cámara de Diputados viene siendo la caja de resonancia de muchos conflictos. Las gradas son ocupadas por manifestantes que van a exigir respuestas a los que son en teoría los representantes del pueblo. En varias ocasiones las sesiones son interrumpidas por silbatinas o gritos. Algunos diputados se quejaron de esta situación.

Con la idea de ponerle freno, todos los diputados se pusieron de acuerdo para implementar “medidas tendientes a controlar el ingreso al edificio del Poder Legislativo de personas ajenas al mismo”.

“De esta manera, se instrumentará la circulación de visitantes, quienes sólo podrán acceder a los despachos de Presidencia, Vicepresidencia, Diputados, Bloques, Funcionarios y demás oficinas cuando sean autorizados expresamente por el responsable del área”, explicaron en un comunicado de prensa las autoridades de la Cámara de Diputados.

Detallaron que el sistema surgió de la reunión de Labor Parlamentaria del día 26 de febrero pasado. En ese encuentro estuvieron los presidentes de los bloques (PJ, FrePam, Coalición Cívica y Radicalismo Independiente), el presidente Luis Campo y el vice Juan Ramón Garay.

Comentá la nota