El control al transporte de carga, bajo la lupa de seguridad vial y el fisco

Por día, la Dirección de Rentas detecta por lo menos seis camiones con mercadería sin documentación.
Miles de camiones recorren las rutas nacionales y provinciales con mercadería para abastecer ciudades y pueblos. También sacan las producciones agrícolas locales, traen y llevan electrodomésticos y materiales para la construcción, entre otras cosas.

No es necesario tener un ojo afilado para ver que una rueda circula deforme. Es uno de los signos que denota que el vehículo excede su capacidad de carga.

El deterioro de las cintas asfálticas son la consecuencia de tal infracción.

La Dirección de Vialidad de Salta (DVS) es la responsable de inspeccionar los camiones que recorren el territorio provincial

El titular del área de control de cargas y dimensiones, Francisco Cadena, precisó que el peso máximo de un rodado con cargamento no debe superar los 45 mil kilos y 4,10 metros de altura. Se estima que un camión pesa entre 13 mil y 15 mil kilos. Es decir que sólo puede transportar cerca de 30 mil kilos.

Si el exceso alcanza la tonelada, la multa de Vialidad es de $ 218,40. Por 30 toneladas hay que pagar $ 35.886,77.

En diálogo con El Tribuno, Cadena reconoció que todos los lunes llegan actas de infracción que se labraron durante la semana. Aunque no precisó cantidades, aseguró que en los últimos años los cargadores, transportistas y choferes tomaron "conciencia y respetan más lo que establecen las normas de tránsito".

También remarcó la importancia de la correcta ubicación de la mercadería en la caja de un vehículo. "Un eje simple soporta 10.500 kilos y a veces nos encontramos que llevan 14 mil kilos", explicó Cadena.

Se estima que un camión pesa entre 13 mil y 15 mil kilos. Es decir que sólo puede transportar cerca de 30 mil kilos.

Al ser consultado sobre las balanzas, aseguró que en la actualidad funcionan todas las que están en los puestos fijos y las cuatro móviles. "Una vez por año se realizan verificaciones técnicas de los equipos".

Desde la DVS señalaron que tienen puestos de control de cargas y dimensiones en San Antonio de los Cobres, en el límite entre la capital salteña y Vaqueros, y cuatro en el departamento de Anta (dos en la ruta 30 y dos en la 5). Mientras que las balanzas móviles se trasladan en forma constante por las rutas del territorio provincial.

Si se descubre que un camión se excede una tonelada, la multa asciende a los $ 218,40. Mientras que hay que pagar $ 35.886,77 si la sobrecarga ronda las 30 toneladas.

Por otra parte, cuando los operadores miden un rodado de gran porte y se supera los 4,10 metros, la multa tiene una base de $ 109,50.

"La infracción involucra al cargador, al propietario del transporte, y al chofer", dijo Cadena mientras mostraba las actas.

También destacó que en Anta, entre abril y junio, se detectó la mayor cantidad de camiones que circulaban con sobrecarga.

El control de Rentas

Para andar en regla los camiones tienen que demostrar la procedencia de la mercadería. El tráfico en las rutas no queda exento de la lupa fiscal. La Dirección General de Rentas de la provincia (DGR) es la encargada de verificar que todos los transportes lleven mercadería con documentación respaldatoria.

La estructura del organismo en todo el territorio salteño permitió intensificar los controles en los últimos años. "No se trata de un fin recaudatorio, sino de educar a la gente sobre la importancia de transportar cargas con papeles", agregó Diego Dorigato, titular de la DGR provincial.

Seis camiones infractores por día

Según estadísticas, por día seis camiones intentan burlar las inspecciones fiscales. En 2009, la DGR realizó 151.175 controles y detectaron 2.227 infracciones. Por estos conceptos se recaudaron $ 2.888.221,81.

Dorigato y el responsable del área de controles de cargas de la DGR, Juan Antonio Navarro, señalaron que al chofer se le pide factura o remitos y se cuenta la mercadería. Sólo se hace un pesaje en el caso de transporte a granel.

Rentas tiene cinco puestos fijos para estas operaciones: en El Naranjo (ruta 9, km 1.438), El Quebrachal (ruta 16, km 577), Salvador Mazza (ruta 34, km 1.481), acceso norte de la capital (ruta 9, km 1.608) y al costado del peaje de Aunor. Además, disponen de balanzas móviles que rotan por varios puntos de la provincia las 24 horas y los 365 días del año. Explicaron que al observar que un transporte lleva más mercadería que lo detallado en los papeles, se procede al decomiso de la parte que no está declarada. Si en el momento se presenta la documentación respaldatoria faltante, sólo se cobra un 40 % del valor del cargamento en concepto de multa. Si no se acredita, los elementos quedan secuestrados y se convoca a una audiencia para que los infractores hagan su descargo. En esa instancia ya se cobra el 60 % de la mercadería. En caso de no contar con los papeles, se pierde la carga.

La mercadería, granos, electrodomésticos, máquinas son derivados al Ministerio de Desarrollo Humano de Salta para distribuirlos a comedores, escuelas y otras instituciones. La DGR también hace controles en las empresas locales de transporte general.

Comentá la nota