Por el control de precios, se multiplicaron por ocho las pérdidas de Mastellone

El conflicto entre el Gobierno y el campo; el control de precios liderado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el incremento en sus costos y el desmejoramiento de la situación internacional conformaron un combo difícil de digerir para Mastellone Hermanos, dueña de La Serenísima, una nave insignia en las góndolas argentinas. Al menos así lo atestiguan sus últimos balances.
De acuerdo con sus libros, que fueron remitidos esta semana a la Comisión Nacional de Valores, la empresa perdió el año pasado $ 265,25 millones, ocho veces más que los $ 33,20 millones de rojo que había anotado en el ejercicio anterior. Con el último número, la empresa anota su cuarto resultado negativo desde 2004.

La dueña de La Serenísima le apunta al control oficial sobre las góndolas para justificar sus números. “Nuestros precios de venta fueron afectados negativamente por nuestra política de acompañar los esfuerzos del Gobierno en la lucha contra la inflación”, dice la empresa.

La láctea apunta otros motivos: el aumento de costos y compensaciones. En el primer caso, subieron casi un 33%, hasta los $ 2.078 millones.

En cuanto a los reintegros del Estado, la empresa dice que no pudo contabilizar compensaciones “correspondientes a nueve meses del año por no haberse sancionado las regulaciones”.

La láctea condiciona el pago de sus pasivos y hasta de su habitual funcionamiento. “La capacidad de la sociedad de cumplir con sus compromisos de deuda y seguir operando normalmente dependerá de que logren cumplirse los planes de la Dirección para obtener fondos suficientes en los plazos requeridos”, explica.

Mastellone tuvo que postergar a fines de 2008 el pago de un vencimiento por u$s 8,4 millones que hizo temer al mercado sobre un eventual default. Sin embargo, la firma vaticina un mejor pronóstico para este año: “En los primeros meses de 2009 se aprecia una reversión de la tendencia mencionada anteriormente, tras haber sido ajustados los precios de venta a un nivel parecido al de mercado”, sostiene.

Comentá la nota