Control de 200 locales y una sola infracción

En los primeros tres días en que se vienen realizando los controles se recorrieron más de 200 locales para verificar que la reglamentación se esté respetando.
Un solo caso fue detectado donde se actuó como marca el protocolo. El padre del menor que está consumiendo bebidas alcohólicas, al momento de ir a buscar a su hijo, agradeció la actuación.

El martes pasado, a la hora cero, entró en vigencia la Ordenanza 4.293 que regula el expendio de alcohol en la ciudad. Tal como fue planteado desde un principio, y finalizado el período de información a los locales comerciales, Control Público de la Municipalidad de Rafaela, comenzó a desarrollar una intensa actividad que tiene distintas facetas y modalidades.

El primer minuto del día en que entró en vigencia la ordenanza, vio, a pesar de la intensa lluvia, salir desde las instalaciones de Hipólito Yrigoyen, un grupo operativo constituido por dos móviles de Control Público y uno de la Guardia Urbana Rafaelina, acompañados por personal policial de la Provincia.

La consigna consistió en recorrer distintos sectores de la ciudad y verificar el cumplimiento de la normativa en quioscos, bares y otros establecimientos con afluencia de público. Simultáneamente y cuando las condiciones lo permitían, se controló también el cumplimiento de la reglamentación que prohíbe fumar en lugares de acceso público y cerrado.

200 LOCALES Y UNA INFRACCION

De las recorridas efectuadas en los primeros días, en los que se verificaron más de 200 locales, y que sirvió fundamentalmente para establecer una modalidad con respecto al horario de los comercios, se recogió que los distintos encargados estaban al tanto de la situación de restricción y que lo comunicaban a los distintos clientes.

La primera intervención en una infracción se dio en la madrugada del día viernes, cuando en un local céntrico, fue sorprendido un menor consumiendo alcohol. De inmediato, se realizó la constatación por parte del personal policial y se siguió el protocolo de llamar al padre para que retire a su hijo. El progenitor del menor se hizo presente y, para sorpresa de algunos, agradeció el procedimiento efectuado.

La continuidad de los operativos, base para asegurar la consolidación del espíritu de la norma, será la clave a la que apuestan desde el Municipio. Como se ve se han abierto varios frentes vinculados al control tal como lo aseguró el Intendente en su reciente exposición, pero sin dudarlo, el acompañamiento de la ciudadanía, es la clave del éxito.

Comentá la nota