Más contribuyentes pagaron y se recaudó el doble que en 2008

Más contribuyentes pagaron y se recaudó el doble que en 2008
El 66% de los contribuyentes cumplieron con su obligación en febrero, frente al 62% que lo hizo el año anterior. La Municipalidad recaudó $ 36 millones (1ª cuota y pago anual), mientras que en 2008 sólo obtuvo $ 18 millones.

El revalúo inmobiliario impulsado por el intendente Daniel Giacomino dejó en febrero 5 millones de pesos extra en las arcas municipales. Según datos oficiales proporcionados por la Secretaría de Ingresos Públicos de la Municipalidad, la recaudación producto de la tasa que se cobra sobre las propiedades ascendió a 10.812.000 pesos en febrero, más del doble de los 5.266.000 pesos que ingresaron en igual mes de 2008 por el mismo concepto.

La cifra corresponde únicamente a los recursos provenientes del pago de la 1º cuota, que se abona en el segundo mes del año. Si se suman los recursos generados gracias al pago anual (primera media cuota y pago anual) la cifra asciende a 36.640.000 pesos contra los 18.265.000 pesos del año anterior.

En contra de los pronósticos que indicaban un aumento de la morosidad debido al malestar provocado por el ajuste tarifario (incluso, desde algunos sectores se llamó a la “rebelión fiscal”), el porcentaje de contribuyentes que pagaron la tasa que se cobra sobre las propiedades en tiempo y forma aumentó con relación al año anterior. A juzgar por los resultados, el ajuste, que en algunos casos llegó hasta el 1.000 por ciento, no fue impedimento para que los cordobeses se pusieran al día. Incluso, el comportamiento tributario mejoró. Mientras que en 2008 sólo el 62 por ciento de los contribuyentes cumplió con su obligación tributaria, en 2009 el porcentaje se elevó al 66 por ciento (unos 261 mil). De ellos, casi la mitad (122 mil) optaron por el pago semestral (media cuota) y 16 mil cancelaron todo el año en forma anticipada.

La mejora sustancial en la recaudación del Impuesto Inmobiliario, junto a otros componentes, proporcionan un respiro para las alicaídas finanzas municipales y le permiten esperar con mayor tranquilidad los efectos de la crisis económica que comenzarán a sentirse con mayor intensidad en el segundo semestre del año, según la opinión de los especialistas. Por caso, Comercio e Industria es uno de los ítems que seguramente decrecerá en los próximos meses, tal como sucedió en el mes de febrero donde la recaudación fue de 30 millones de pesos frente a los 28 millones de pesos recaudados en 2008. Si bien se mantuvo una diferencia interanual, ésta no alcanza para compensar la inflación real que se ubicó entre el 20 y 25 por ciento.

Pero no todas son malas. La semana pasada el propio jefe comunal adelantó que esperaban que los recursos provenientes de la Coparticipación se incrementaran a 3 millones de pesos el próximo mes, gracias al proyecto presidencial de coparticipar las retenciones.

Crese con déficit

Como se sabe los recursos obtenidos gracias al impuesto inmobiliario municipal deberían bastar para cubrir los costos de los servicios básicos prestados por el municipio a toda la población, básicamente higiene urbana y alumbrado público.

La gestión de Luis Juez fue la última administración municipal que gozó del privilegio de recaudar muy por encima de lo que se necesitaba por aquel entonces para cumplir con ambas prestaciones (se recaudaban unos 7 millones de pesos mensuales y el canon que se abonaba a Cliba por brindar el servicio de recolección de basura y barrido era apenas superior a los 3,2 millones de pesos).

La diferencia entre ingresos y gastos se fue achicando hasta revertirse casi por completo: antes de dejar la concesión a principios de ese año Cliba recibía unos 16 millones de pesos anuales, mientras que la recaudación municipal se mantuvo en los mismos niveles que cinco años atrás.

El revalúo inmobiliario le permitió al gobierno municipal mejorar esa relación económica, aunque sigue siendo deficitaria. Aún cuando se mantenga el nivel de ingresos alcanzado en febrero (unos 10 millones de pesos), los recursos apenas alcanzan para cubrir el 70 por ciento de los gastos operativos de Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese), la empresa municipal que presta el servicio de higiene urbana en la ciudad.

Comentá la nota