El contribuyente rehén de una pelea entre el Sindicato Municipal y el Ejecutivo

Una vez mas el contribuyente volvió a pagar las consecuencias de la anarquía sindical, al quedar en medio de una pelea de poder entre las autoridades del Sindicato de Trabajadores Municipales y el propio Ejecutivo al paralizarse las tareas en la Oficina de Licencias de Conductor de Roca e Independencia. Los obreros adujeron que reclamaban insumos, pero la realidad mostró que lo que quieren en la renuncia del Director de ese área Alberto Iribarne.
Como siempre , fue la gente que pagó las consecuencias , ya que se vio imposibilitada de realizar su trámite en el edificio municipal.. Una reunión posterior con el subsecretario de Control, José María Lopetegui, posibilitó que la situación se destrabara ante el compromiso de conseguir computadoras e impresoras y la promesa de separación del cargo de Iribarne, la cual se daría en los próximos días.

La situación en el edificio fue caótica. A la protesta de los trabajadores, se sumó la gente que había ido a realizar trámites, quienes no pudieron hacerlo ante el cese de tareas. Esto originó un intercambio de palabras bastante elevado entre la gente que allí se había hecho presente.

Según indicaron los manifestantes no tienen las herramientas necesarias para desarrollar su tarea, lo que resiente la capacidad operativa para atender a la gente. Además piden que un funcionario de carrera ocupe el cargo que hasta ahora ostentaba Iribarne.

Tras la reunión, Lopetegui aseguró la actividad en el lugar volverá a ser normal. “Faltan cuatro computadoras y ocho impresoras. Es un gasto de 50 mil pesos pero que por diversas cuestiones la Municipalidad no ha podido cumplir”, indicó el funcionario en diálogo con Lu6.

Lopetegui reconoció que los elementos que faltan “son bastante importantes y tienen un costo muy elevado” y confió que hubo un llamado a licitación pero la Municipalidad “no pudo hacerse cargo”. Ahora se asegura que se consiguió una impresora y para las proximashoras se obtendrá otra, por lo que la actividad se normalizaría.

No obstante, el subsecretario de Control destacó que esta “no es una falta de ahora es de mucho tiempo” y que además se arrastra a otros sectores de la administración municipal: “en Tránsito tenemos una falencia importante de motos”, agregó.

Por otra parte Lopetegui recordó que la dependencia iba a ser mudada al velódromo, pero por la obra de techado que se realizará allí esta posibilidad ha quedado descartada.

Comentá la nota