La Contribución para la Salud "marcó un antes y un después"

El titular de la cartera sanitaria entendió que a partir de esa medida se compró equipamiento y se incorporó personal. Dijo que la inversión para el área de los últimos dos años y lo previsto para 2010 "es impactante".-
A fines de esta semana comenzará el proceso de llamado a licitación para transformar en centros de atención primaria de la salud de 24 horas a los establecimientos ubicados en Playas del Sur y los barrios Belgrano y Ameghino. Las obras se impulsarán con un aporte proveniente de la "Contribución para la Salud" que comenzó a implementarse hace seis meses. En diálogo con El Atlántico, el secretario de Salud Alejandro Ferro precisó detalles acerca de su presentación ante el Concejo Deliberante, que realizó el lunes pasado para determinar los alcances del presupuesto municipal destinado al área durante el 2010.

Según confió, la exposición fue "interesante" y no encontró demasiados reparos por parte de los ediles. Ferro enumeró que la partida afectada a Salud en 2007 fue del 4% del total, al año siguiente del 8% y del 10% en 2009, mientras que para el corriente se estipuló un porcentaje del 13,5%.

"Es un número importante", recalcó y luego señaló que "el hito más importante que se marca como un antes y un después", fue la Contribución para la Salud. En este sentido mencionó que tras seis meses de cobrabilidad, se adquirieron respiradores, computadoras, impresoras, mobiliario, un contador hematológico y 25 sillones odontológicos, entre otras cosas y se pretendía seguir en esta senda.

Para este año se han previsto "compras muy importantes de elementos para los Centros de Salud, además de las contrataciones de los cargos para el programa de desarrollo infantil". Éste último se estaría lanzando a fines de este mes y Ferro comparó su importancia con la del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias.

Si bien el Cema será "una obra de tecnología médica, de aparatología y estudios sofisticados", el plan que pondrá en marcha el Municipio estará fundamentado en "un trabajo de manos", de acuerdo al funcionario. El mismo contará con "personal dirigido a cuidar a las madres embarazadas y a los chicos de 0 a 6 años, dándole todos los elementos que necesiten para un crecimiento adecuado, con estimulación, psicopedagogía, terapia ocupacional, nutricionistas, pediatras y asistentes sociales", afirmó.

En tanto, por medio de la Contribución para la Salud (ayudará con $1.800.000), este año se concretarán distintas obras que fueron iniciadas con el aporte de 7 millones de pesos de la Nación.

Ferro señaló que ese dinero "que nos dieron oportunamente se está acabando". Así es que los días 5, 8 y 16 de este mes, se llamará a licitación las obras para transformar en centros de 24 horas al de playas del sur y los barrios Belgrano y Ameghino.

No obstante, el secretario de Salud recordó que en este momento "están avanzadas las obras de La Peregrina, Estación Camet y Coelho de Meyrelles que eran centros que necesitaban ampliaciones, reformas y un mantenimiento muy importante".

El presupuesto para el sector establece un importante monto destinado a ejecutar obras y una de las más importantes será la relocalización definitiva del centro de salud del barrio 9 de Julio.

El terreno ya fue obtenido y se prevé que para el 15 de marzo esté concluido el proyecto para luego ser licitado. Ferro destacó que el espacio estará emplazado 20 cuadras hacia el oeste de su ubicación original, "donde hay una conjunción de barrios que tienen mayor vulnerabilidad".

Además hay obras planificadas en El Boquerón, Batán y el Centro Nº 1. En esta línea, Ferro comentó que este último "es muy viejo, concurrido y sufrió la embestida de esta lluvia enorme, con lo cual tenemos que trabajar en el corto plazo, para que pueda seguir funcionando, y también terminar con un pliego importante para transformar este centro -que es un emblema histórico de la salud municipal- en un lugar actualizado, moderno y que pueda dar un servicio adecuado a los vecinos".

Consultado por las objeciones expresadas por los concejales, el funcionario aseguró que sólo hubo algunos comentarios sobre el programa de desarrollo infantil y "otros de Vilma Baragiola -que tiene razón- en cuanto al local en el que está emplazada la farmacia actualmente y que lamentablemente, como muchos otros, hay que terminar de trasladarlo a un lugar nuevo o de mejores características".

En conclusión, el secretario de Salud sostuvo que al tener en cuenta la inversión en el área de los años 2008, 2009 y cual será la de 2010 en obras, en comparación a los últimos 10 años, "realmente, los números son impactantes".

"Nos encantaría que estuviera todo hecho al mismo tiempo y todo junto, pero eso no es posible. Ya tenemos más de un tercio de los centros de salud encaminados y al finalizar el año probablemente estaremos rondando la mitad de los centros en condiciones. Por supuesto falta la otra mitad, o sea que puedo estar contento de los que están terminados, pero los que no es una angustia y uno quisiera empezar lo antes posible", finalizó.

Comentá la nota