La contribución por mejoras para el asfalto se intensificará en 2010

Este año la comuna ya ejecutó obras viales con el aporte de los vecinos en lugares donde hubo pedidos y acuerdo para financiar los trabajos. El plan integral será lanzado el año próximo. Ya hay solicitudes de trabajos para 3100 cuadras.

Durante este año el sistema de contribución por mejoras está siendo utilizado por el municipio para llevar adelante una reducida cantidad de obras de pavimentación, asfalto y construcción de cordón cuneta, en sectores de la ciudad donde los mismos vecinos aceptaron hacerse cargo de manera íntegra de los costos de los trabajos.

Las tareas que se llevan adelante en algunas cuadras de los barrios Estrada, Zacagnini, Pinos de Anchorena o en el Puerto, contaron con el respaldo financiero de los frentistas y, en algún caso, de industrias pesqueras dispuestas a aportar los fondos para pavimentar la Diagonal Garibaldi, entre las calles Cerrito y Gianelli por donde a diario circulan decenas de camiones.

Si bien el valor de cada obra varía en función de las tareas complementarias que sean necesarias -como por ejemplo el desarrollo de tareas hidráulicas- en algunos de estos casos la construcción de pavimentos y cordón cuneta tuvo un presupuesto de unos 116 mil pesos por cuadra.

Según le explicó a LA CAPITAL el presidente del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado, José María Conte, este conjunto de obras ya realizadas con el aporte de los vecinos representa una "muy pequeña cantidad" de los trabajos viales que la comuna tiene en carpeta para llevar adelante a través de la contribución por mejoras.

El funcionario precisó que la intención de la comuna es la de poner en marcha el "grueso de este plan" luego del próximo verano y agregó que su dependencia ya cuenta con pedidos de sociedades de fomento y de particulares para realizar obras nuevas de asfalto, pavimentación y cordón cuneta en 3.100 cuadras.

"Este año se le dio prioridad al mantenimiento y por eso estamos concentrados en eso. Por esa razón el plan integral de obra vial a través de la contribución por mejoras está previsto para la segunda mitad de la gestión", le explicó a LA CAPITAL.

La puesta en marcha del sistema por el cual se les exige a los vecinos el pago en cuotas de los trabajos se aprobó a comienzos de este año en el Concejo Deliberante de manera unánime. Esto permitió que desde entonces el municipio no sólo encarara algunas obras de asfalto pavimentación y construcción de cordón cuneta. También pudo implementar un plan de instalación de alumbrado especial, que ya se está ejecutando en varios barrios marplatenses.

Según el caso, cada frentista debe abonar 50, 70 ó -a lo sumo- 105 pesos mensuales y en 12 cuotas por la colocación de las nuevas columnas. No obstante, el propio Conte reconoció que a diferencia de lo que sucede con el alumbrado, las obras viales tienen hoy "costos muy elevados" para la mayoría de los marplatenses.

Por eso el Departamento Ejecutivo decidió por ahora sólo atender los pedidos de los sectores de la ciudad donde ya había consenso entre los vecinos que estaban dispuestos a poner plata de su bolsillo para que las tareas se llevaran adelante.

En cambio, cuando la comuna decida avanzar desde el año que viene con la ejecución integral del plan de asfalto, lo hará sabiendo que se trata de obras que en muchos casos exceden el presupuesto de muchas familias marplatenses. Por ese motivo, hoy se evalúan distintas alternativas financieras para asegurar que los trabajos tengan un costo razonable.

Conte destacó que la ordenanza de la contribución por mejoras que este año aprobó el Concejo contiene varios artículos que justamente contemplan distintas situaciones. Según explicó, esa norma "autoriza al municipio a analizar caso por caso" para facilitar el pago por parte de quienes demuestren tener dificultades, a la vez que exime de la obligación de abonar las obras a quienes ya están exentos de la Tasa de Servicios Urbanos, como es el caso de los jubilados que perciben el haber mínimo.

Y precisó que la cuotaparte que corresponda a estos frentistas será subsidiada por la comuna, al igual que cada vez que la obra se desarrolle sobre el frente de un bien público como una plaza.

Además subrayó que a diferencia de lo que solía suceder décadas atrás, esta vez será el municipio el que cobrará la deuda y no las empresas privadas.

Por otra parte, Conte defendió la contribución por mejoras como herramienta para que el municipio pueda avanzar con la obra pública, ya sea en materia vial como de alumbrado. "Este es el modo de mejorar la calidad de vida en el mediano plazo. Los marplatenses hemos atravesado períodos en los que hubo obras gratis, pero para muy pocos y eso no funcionó. El resultado fue una ciudad en la que hoy existe una altísima demanda de obra nueva y sin mantenimiento", subrayó. Además el funcionario destacó que la contribución por mejoras garantiza no sólo los fondos para ejecutar trabajos puntuales. "También asegura continuidad y la seguridad de que con el aporte de todos las mejoras van a ir llegando a cada barrio", destacó.

Comentá la nota