Contreras presentará esta semana el proyecto para cobrarles impuestos a petroleras que tengan pozos inactivos

Caleta Olivia (Agencia) El diputado justicialista Rubén Contreras ya tiene lista la redacción del proyecto que presentará durante esta semana para generar impuestos -de pago mensual- a aquellas compañías petroleras que en el territorio santacruceño posean pozos inactivos.
Con esto se crearía un "marco normativo para el control ambiental", en el cual las "concesionarias y/o permisionarios abonarán mensualmente un gravamen por cada pozo inactivo, el que se determinará" teniendo en cuenta fecha de perforación, de terminación, profundidad de cañería guía, profundidad del acuífero de interés, protección de los acuíferos, antecedentes de roturas y anormalidades, entre otros elementos.

"Esto permitiría generar más ingresos fiscales a la Provincia, aunque en realidad el objetivo principal es buscar la reactivación de los pozos que se pueda, lo que generaría más trabajo de equipos y más contratación de mano de obra, en esta época en que hay mucha gente petrolera en sus hogares; incluso si la operadora decide abandonar definitivamente el pozo, esto implicaría otra inversión y contratos para la clausura del mismo", comentó Contreras.

El legislador expuso que la Subsecretaría de Medio Ambiente, ya ha confeccionado una ecuación para el gravamen posible a las compañías.

El impuesto dejaría de existir cuando la concesionaria "proceda a poner en actividad el pozo, previo a la verificación de la integridad del mismo, o en el caso de proceder al abandono definitivo", añadió.

Uno de los artículos que figuran en el proyecto de Contreras, reza que las compañías petroleras "informarán, mediante declaración jurada, la totalidad de los pozos inactivos existentes a la fecha".

De acuerdo a la información que recibió de la cartera ambiental provincial, dijo que "en la actualidad existen pozos que fueron perforados desde la década del ´40, y puestos fuera de servicio en la década del ´60 y que aún no fueron abandonados", lo que conlleva un "enorme peligro" para la zona, por las presiones o "surgencias" de profundidades que pudieran contaminar a los acuíferos o las aguas superficiales.

Comentó que este proyecto surgió de una idea que consensuó con la Subsecretaría de Medio Ambiente de la Provincia al observar la cantidad considerable de pozos inactivos: cerca de 8 mil en toda la Cuenca del Golfo San Jorge.

Comentá la nota