Contrataciones millonarias en la picota

Mediante el polémico mecanismo de contratación directa, el ministerio de Seguridad gastará casi 44 millones de pesos para comprar 1.000 trajes de bomberos y 27.116 chalecos antibalas
Mediante el polémico mecanismo de contratación directa, el ministerio de Seguridad gastará casi 44 millones de pesos para comprar 1.000 trajes de bomberos y 27.116 chalecos antibalas

Ante el escándalo por el caso Bergara, el gobernador Daniel Scioli prometió ir a fondo contra la corrupción en la fuerza. En ese contexto, no resulta para nada positivo algunas contrataciones directas por montos millonarios, sin llamado a licitación, que está realizando el ministerio de Seguridad bonaerense. Este tipo de actos administrativos en sí no son ilegales, pero siempre despiertan sospechas y suspicacias.

Concretamente, según pudo saber Hoy, el lunes pasado fue publicado en el Boletín Oficial el decreto nº 2.549 del departamento de Seguridad mediante el cual se aprueba la adquisición por contratación directa de 1.000 trajes estructurales de bomberos (saco y pantalón), por parte de la superintendencia de Seguridad Siniestral. El contrato fue adjudicado a la firma “Confecciones José Contartese” por la suma total de $ 3.460.000. Es decir, se pagará $ 3.460 por cada uno de esos trajes.

Un dato que llama poderosamente la atención es que, según pudo saber Hoy, otra firma con sede en Banfield vende equipos estructurales para bomberos modelos NOMEX IIIA (considerados de muy buen calidad por bomberos voluntarios) a un valor de $ 1.600 por unidad, costo que se reduce sustancialmente si se adquieren grandes cantidades. En otras palabras, cuestan menos de la mitad de lo que pagó el ministerio de Seguridad. Hoy se comunicó con la cartera que conduce Carlos Stornelli, pero los funcionarios optaron por no hacer declaraciones.

Otra contratación directa que llama poderosamente la atención es la que realizará el ministerio de Seguridad, mediante el decreto 2.594, para adquirir 27.116 chalecos antibalas. Esta adquisición implicará una erogación de $ 40.592.652.

Si bien la cartera que conduce Stornelli se encuentra habilitada para realizar este tipo de operatoria, en virtud de la ley de Emergencia que fue aprobada y prorrogada por la Legislatura, desde distintos sectores políticos cuestionan este mecanismo dado que permite esquivar los llamados a licitación, que implican mayores controles por parte de distintos organismos del Estado bonaerense. En virtud de la mencionada ley, que otorga facultades especiales al ministro, sólo se habilita la intervención de la Asesoría General de la Gobernación para analizar las contrataciones, pero después de que se concrete el acto administrativo. Es decir, no se expide sobre los pliegos ni sobre las ofertas presentadas, por lo que no puede prevenir eventuales irregularidades.

La operatoria se asemeja al accionar que emprendió León Carlos Arslanián, el verdadero ideólogo de la ley de Emergencia, cuando fue ministro de Seguridad de la Provincia. Durante su gestión, se gastaron cientos de millones de dólares en adquisición de armamentos, patrulleros, motos y equipos para la fuerza policial, utilizando casi siempre la contratación directa. Hasta se adquirió un dirigible, que nunca fue usado y que se duda de su existencia. Y algo similar ocurrió con equipos de comunicación de última generación, que habrían sido adquiridos en Francia, y que brillan por su ausencia.

Comentá la nota