Contraste entre Policía Federal y sus pares de 'La Bonaerense'

Las declaraciones del Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández y la (in)acción de las fuerzas de seguridad Federal para ‘desalojar’ la Panamericana, contrastaron con la violencia desatada en la tarde de hoy en la Planta de Pacheco, donde la Policía bonaerense finalmente ejecutó una orden judicial de ‘desalojo’, reprimiendo a los trabajadores que habían tomado las instalaciones de la ex fábrica Terrabusi.
Esta misma mañana, Aníbal Fernández había criticado la actitud del Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri, quien objetaba que la Policía Federal no desalojara la ruta Panamericana, donde tiene jurisdicción esa fuerza: "Macri piensa que todo es fácil, cree que soluciona el tema mandando un grupo de combate que agarre a palos a todo el mundo", había dicho Fernández.

Fue la manera en que justificó esta mañana el funcionario K la inacción de las fuerzas de seguridad que responden, precisamente, al gobierno nacional luego de que desde el Gobierno porteño le reprochaban haber desoído una orden judicial en ese sentido. En una encendida defensa de las fuerzas nacionales, el Jefe de Gabinete justificó incluso haber desobedecido una orden judicial porque –dijo- "cumplimos las instrucciones judiciales en tanto y en cuanto no se pase de largo la Constitución".

La Gendarmería, que formó parte del operativo durante la tarde de hoy, se limitó a posicionarse al borde de la ruta Panamericana, para que los trabajadores no tomaran esa arteria.

"En la Constitución –dijo Aníbal Fernández- no dice que para resolver los conflictos, hay que pegar o lastimar (a los manifestantes) o algo por el estilo". Enfático, el Jefe de Gabinete dijo además que la intención del gobierno y el espíritu con el que actuaban las fuerzas de seguridad de su jurisdicción, es "tratar de resolver este tema sin generar conflictos mayores" porque "no tenemos interés de ir a pegarle a la gente, como se supone que quiere (Macri), ya que si una orden me hace pasar de largo la Constitución, yo cumplo con la Constitución".

Por segunda vez en el día, los dichos de Aníbal Fernandez retumbaron en el gobierno provincial. A primera hora, cuando mandó directamente a la Provincia a intervenir en la polémica, que más tarde el propio Ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, se preocupó en aclarar. Ahora, por contraste, entre lo que se negó –por convicción- a hacer una fuerza nacional, y que no tuvieron inconvenientes en realizar sus pares de la Provincia, mandados por el Ministro Carlos Stornelli.

Comentá la nota