Es “un contrasentido quitarle días de clases a los pibes”

El gobernador de la provincia, Daniel Peralta, volvió a lamentar el paro docente programado para hoy por la ADOSAC y cuestionó duramente la solicitada que la filial capitalina del gremio publicó en los medios locales denunciando deficiencias edilicias en las escuelas de Santa Cruz.
“Lamento la solicitada de hoy (por ayer), donde pareciera que las escuelas de Santa Cruz son escuelas rancho y creo que nadie escapa del análisis de la realidad que vive nuestro país en función de infraestructura educativa”, expresó el mandatario.

Peralta manifestó que el Gobierno Provincial “ha hecho mucho y va a seguir haciendo” y recordó que se encuentra vigente “un Plan Trienal de infraestructura educativa que está incluido en el Presupuesto que está en la Cámara de Diputados”.

Asimismo, reparó en el hecho de que la provincia cuenta con una matrícula muy elevada a la que se sumaron “3.500 ó 3.600 chicos nuevos” este año y lamentó que este alto índice de escolaridad no se traduzca en “una mejora de la calidad educativa”.

“Eso es un tema que no es responsabilidad de nuestros docentes, pero sí un tema que tendríamos que hablar todos, toda la comunidad educativa”, agregó el Gobernador, al tiempo que reiteró que la provincia “no tiene los recursos que los docentes están pidiendo” y que “hay sectores del sector público mucho más postergados”.

Por tal motivo, consideró que “un paro de 24, de 48, 72, 96 horas o de un mes no va a cambiar la realidad de la provincia”, dado que el Gobierno “no está en condiciones de afrontar un aumento directo sobre una masa salarial anual de 3.900 millones de pesos entre jubilaciones y pensiones”.

Frente a este panorama, evaluó que los gremios “pueden encontrar cualquier excusa para hacer una medida de fuerza”, pero que si lo que se plantea es “un modelo político distinto” hay que esperar a las próximas elecciones.

“Pongamos a los dirigentes sindicales en las listas para que imaginen soluciones políticas en las antípodas de las que hoy tiene el Gobierno y la gente elegirá”, sentenció.

Por otra parte, consideró que es “un contrasentido quitarle días de clases a los pibes” en un contexto que “no solamente va a estar igual, sino que puede empeorar” y reparó en la necesidad de “ir viendo cómo salimos y cómo entre todos podemos ir buscando soluciones a los problemas diarios”.

Comentá la nota