Contrapunto

Como consecuencia de la pelea en el PJ, el Consejo partidario sigue sin reunirse -Marín lo convocó para el próximo 30 de noviembre- y el escenario de la disputa son los medios de comunicación. Así como la semana anterior los protagonistas del contrapunto fueron el marinista Mariano Fernández y el vernista Martín Borthiry, ahora les tocó a Rubén Marín y Roberto Robledo, que se dijeron de todo.

Todo comenzó cuando el diputado aseveró que el senador se dedicó en la campaña previa al 28 de junio a juntar votos para el espacio "Frente Es Posible", representado por Darío Hernández.

Dijo Marín: "Siempre los conversos son complicados. No se puede ser maleducado. Lo de Robledo es incomprensible y hasta agraviante. Mis padres eran analfabetos, pero me enseñaron a respetar".

Dijo Robledo: "Marín habla de traidor porque él sabe mucho de eso... sino que le pregunten a la familia de Regazzoli. Todavía están esperando las disculpas..."

Dijo Marín: "Muchos vinieron molestos a decirme que a Robledo no lo iban a votar, que era un salvavidas de plomo. Y yo les dije que si no votaban a Robledo tenían que votar en blanco o a otros justicialistas".

Dijo Robledo: "Marín no trabajó para los candidatos del justicialismo, lo dice él mismo cuando dice que varios compañeros lo consultaron porque no querían votar a Robledo y él les aconsejaba que votaran en blanco o a otro compañero peronista. Quiere decir que lo que dije es la realidad, él lo confirma. No trabajó por los candidatos del peronismo".

Dijo Marín: "De los conversos podés esperar todo esto, traicionan hoy, mañana y pasado".

Dijo Robledo: "Se quiere poner en víctima y nosotros por un capricho tenemos que ir para donde él dice. Yo soy un militante y eso no me lo quita nadie. A mi no me contiene Marín dentro del PJ".

Dijo Marín: "Acá en La Pampa también tenemos algunos muchachos que se han "borocoteado" muy rápido..."

Dijo Robledo: "Fueron ofensivas las palabras. Yo fui candidato del peronismo, no de otra fuerza política. Yo nunca fui marinista, primero que nada soy peronista. No soy ningún Borocotó ni he traicionado mi filosofía ni mi formación".

Comentá la nota