A contramano: en Mardel crean otra tasa

Justo en momentos en que, a raíz de la crisis del campo, la mayoría de los municipios bonaerenses eliminan o posponen el cobro de tasas, el Concejo Deliberante de Mar del Plata aprobó la creación de una nueva contribución para financiar mejoras en el servicio de atención primaria de la salud, al votar de manera favorable y por mayoría, los proyectos de las ordenanzas fiscal e impositiva.

No obstante, ambas iniciativas deberán ser avaladas en días más por la Asamblea de Mayores Contribuyentes para que puedan quedar en firme.

La “contribución para la salud”, presentada con ese título por la gestión de Gustavo Pulti, tiene el objetivo de incrementar de manera considerable el presupuesto del área para mejorar y ampliar las prestaciones de los centros de salud del partido de General Pueyrredón.

Mediante el cobro de esta contribución que será adicionada a la Tasa de Servicios Urbanos (TSU) el Ejecutivo pretende recaudar unos 15 millones de pesos al año.

La idea consiste en imponer el cobro de un monto fijo de dinero, de entre 2 y 6 pesos mensuales, entre el 70% de los contribuyentes. Según el oficialismo, el 30% de las cuentas correspondientes a las propiedades de menor valuación fiscal estarán eximidas de la obligación de hacer este pago.

Asimismo, parte de los fondos que se obtengan por esta vía también serán utilizados para financiar un Programa de Desarrollo Infantil, para la asistencia de madres y niños en situación de riesgo.

Los proyectos fueron aprobados con el voto de Acción Marplatense, el Frente para la Victoria-PJ, la Concertación Plural, el socialismo y el bloque Mar del Plata Batán-K. Por la negativa votaron la UCR, la Coalición Cívica y el concejal Carlos Katz, de Consenso Local.

Comentá la nota