Contralor objeta el optimismo recaudatorio del proyecto de Presupuesto 2009

“Serios errores de estimación” en los ingresos advirtió el organismo de control sobre el presupuesto 2008 y el proyecto del 2009. Para este año se calcula una sobreestimación superior a los 60 millones de pesos, y para el próximo se cuestionó el estimado incremento de ingresos por tasas municipales, aportes del tesoro nacional y uso del crédito, entre otros conceptos. El Tribunal pidió cambios al Proyecto presentado por la secretaría de Economía.
Según un cuadro presentado por el organismo de control, los presupuestos 2007 y la proyección de 2008 incluyeron una marcada sobreestimación de ingresos, que derivó en una ejecución significativamente menor a lo proyectado. En el caso de 2007 el porcentaje ejecutado en relación a lo presupuestado alcanzó apenas el 51,12 por ciento, mientas que para 2008 se estima una ejecución del 58, 75 por ciento.

En un mismo sentido, se consideró que el Proyecto de Presupuesto 2009 presentado por el Ejecutivo incluye un optimismo recaudatorio que no se condice con la realidad. Además de algunos conceptos técnicos, el Tribunal de Contralor observó en una nota dirigida al secretario de Economía, Jorge Temporetti, que existe un cálculo de ingresos demasiado generoso en los esperados aportes del tesoro nacional para obras públicas (se incluyeron 32 millones de pesos por este concepto), otros tipos de aportes nacionales; como así también por el cobro de Tasas de Servicios Municipales, Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene, y Servicios Municipales atrasados.

Según el proyecto de Preuspuesto 2009, en el rubro de Tasa de Servicios Retribuidos se estimaron ingresos por 23.216.128 pesos, mientras que en 2008 ascendía a 8.900.000 pesos. La aplicación del aumento de esta tasa a los comercios –aprobada el 31 de enero de este año y nunca implementada- fundamenta el optimismo oficial, ahora cuestionado por el Tribunal.

En tanto, el ítem de Servicios Municipales Atrasados contempla ingresos anuales por 25.136.916 pesos, contra los 4 millones estimados para este año, y por la aplicación de la Tasa Inspección, Seguridad e Higiene se prevé recaudar 21.771.669 pesos, cuando el mismo rubro durante 2008 estipulaba ingresos por 13.680.999 pesos.

“La sobreestimación de ingresos en los últimos ejercicios presupuestarios –señala la nota- provoca serias distorsiones, ya que dicha sobreestimación ha permitido, en función de la normativa vigente, efectuar importantes reestructuraciones presupuestarias que han desvirtuado los presupuestos”.

Si bien el artículo 114 de la Carta Orgánica habilita al Ejecutivo a efectuar transferencias entre todas las partidas del presupuesto, hasta el 15 por ciento de las mismas, “el Ejecutivo ha efectuado a la fecha más de 80 reestructuraciones presupuestarias por un monto que supera los 8,4 millones de pesos lo cual indica que las modificaciones al Presupuesto 2008 adquieren una significación tal que desvirtúan la esencia misma del Presupuesto aprobado oportunamente”, agrega en tono crítico.

Para el organismo de control “el Presupuesto debe necesariamente reflejar una estimación cercana a la realidad, ya que de lo contrario pierde toda entidad como herramienta de gestión y control, no cumpliendo uno de sus objetivos básicos, que es ser reflejo de un plan de gobierno”.

El Tribunal que conduce Oscar Canizzaro realiza además cuestionamientos técnicos a la relación entre partidas, a las vinculaciones contables en el ejercicio 2008, y a la ausencia de una reestructuración presupuestaria en oportunidad de aprobarse el nuevo organigrama del Ejecutivo.

Sobre el proyecto de Presupuesto 2009, se indica que “hay situaciones que son necesarias revertir”, ya que “se han incluido dentro de los ingresos conceptos que no deberían haberse considerado, básicamente porque los mismos están ligados a la necesaria aprobación previa por parte del Concejo Municipal”. En el caso de 2009, “los conceptos objetables son aquellos relacionados con ventas de activo, Aportes del Tesoro Nacional, uso del crédito, y Aportes del Tesoro Nacional para obras públicas. Además se objeta la inclusión de saldos bancarios al primero de enero de 2009, y la estimación de ingresos de Tasas de Servicios Municipales, Servicios Municipales Atrasados, y Tasas de Inspección, Seguridad e Higiene, entre otras”.

Finalmente, el cuerpo anticipa que “habrá serias objeciones cuando se consideren y analicen los períodos 2007 y sobre todo el 2008, apuntando que de no revertirse la actual mecánica que conlleva a una sistemática sobreestimación de ingresos, será también pasible de objeciones el período fiscal 2009”. (ANB)

Comentá la nota