Las contradicciones de Hermes

El 12 de agosto de 2008, en momentos de inaugurarse el Casino Santa Fe, el gobernador Binner calificó al emprendimiento como "muy importante para la ciudad capital", señalando que funcionaría como un polo de atracción turística, generando nuevos ingresos a la provincia. Esta posición parece haber cambiado hace dos semanas, cuando abrió el casino de Rosario, el cual generó una serie de declaraciones contradictorias por parte del gobernador, quien sostuvo que nunca estuvo de acuerdo con las salas de juego.
La apertura del casino de Rosario, hace dos semanas, parece haber producido algún tipo de cimbronazo o efecto sobre el gobernador de la provincia, quien en declaraciones a un medio de prensa de aquella localidad, aseguró no estar de acuerdo con la instalación de salas de juego en la provincia, señalando que "sería una pena que los bajos sueldos de los trabajadores se reduzcan aún más en pos de una riqueza rápida que no van a tener".

Cabe destacar que hace ya mas de un año, mas precisamente el 12 de agosto de 2008, en la inauguración del Casino Santa Fe, el gobernador destacó el emprendimiento, señalándolo como "muy importante para la ciudad capital". Además, sostuvo que "será un polo de atracción turística y seguramente se realizarán eventos y traerá a la provincia y la ciudad capital mayor capacidad".

Hace apenas unos días, el gobernador Binner se manifestó a favor de la instalación de salas de juego solo en ciudades turísticas y no de trabajo como Rosario, donde hace dos semanas se inauguró el casino más grande de América Latina.

"No es una cuestión moral. Pero en lo personal nunca estuve de acuerdo con las salas de juego. Una cosa es que estén en un lugar de vacaciones, otra en una ciudad de trabajo, Rosario es una ciudad de trabajo", afirmó el mandatario a una radio rosarina.

Si bien el gobernador apoyó la instalación del casino en nuestra ciudad, el jefe del bloque socialista en la Cámara de Diputados de la provincia, Eduardo Di Pollina, sostuvo que "históricamente el Partido Socialista ha estado en contra de las salas de juego", y recordó que cuando se impulsó la ley de Casinos durante el gobierno de Jorge Obeid, el socialismo votó en contra.

Parece que el gobernador ahora no ve con buenos ojos la apertura de casinos en nuestra provincia, los cuales apoyó y visitó en momentos de su inauguración, a menos eso es lo que sucedió con la apertura de las salas de juegos en la ciudad capital.

Comentá la nota