Contradicciones por el aumento a los judiciales

El ministro de la Corte de Justicia, José Ricardo Cáceres, admitió ayer que es posible otorgar el incremento salarial que reclaman los empleados judiciales porque el Poder Judicial tiene un colchón financiero, ya que tiene ahorros a plazo fijo. Sin embargo, la doctora Amelia Sesto de Leiva, que también integra la Corte se mostró más cautelosa y que "habrá que esperar y estudiarlo".
Aunque reconoció que es justo el reclamo de los agentes y se pronunció a favor de un incremento porcentual.

"Lo vamos a estudiar, no sé si podremos hacerlo o no, creo que no tenemos Presupuesto. Estoy convencida de que corresponde un aumento, porque el último es del año pasado antes de la inflación que se disparó", dijo al finalizar el acto que se realizó para conmemorar un nuevo aniversario de Gendarmería.

Cáceres, por su parte, se mostró más optimista y anticipó que se dará la mejora salarial aunque todavía no se precisó a partir de cuándo se implementará. Para Cáceres, la falta de aprobación del presupuesto 2009 no constituye un impedimento.

Sin dudas que será el doctor Raúl Cippitelli el que desempatará la disputa.

Ingreso

Cáceres también cruzó a la secretaria general del gremio de empleados judiciales, Patricia Bustamante, quien había cuestionado el ingreso de 8 empleados al Poder Judicial sin rendir examen.

Cáceres argumentó que el Poder Judicial no contempla un concurso sino un examen de idoneidad para el ingreso de personal. Agregó que existe una acordada de la Corte de Justicia que indica que cuando se tratara de abogados que ingresan como empleados en la categoría más baja basta con la acreditación de estudios universitarios.

Comentá la nota