La contracción industrial y las variables económicas

La caída de la actividad económica en la provincia durante el 2009 presenta diversos indicadores respecto del balance negativo del Índice Sintético de la Actividad en las Provincias (ISAP).
El año pasado, la industria local no pasó por su mejor momento durante el primer semestre. Tan es así que, al cierre de algunas fábricas, se sumó la suspensión de operarios en las principales empresas del medio.

Con escasa producción ante la inestable o casi inexistente demanda, los emprendimientos fabriles dejaron a una importante cantidad de trabajadores en situación de espera. Y fue recién a partir del mes de julio que la industria comenzó el lento proceso de recuperación, los cuales aún están distantes de los buenos índices de principios del 2008.

También la cosecha olivícola, con gran desarrollo en la provincia, fue magra. Los empresarios del sector hablaron de fuertes pérdidas y varios emprendimientos quedaron al borde de la quiebra. Otros optaron por vender y reinvertir en mercados con mayor rentabilidad.

La minería tampoco estuvo al margen de la fluctuación de los precios de los metales, que afrontaron variaciones considerables tras el desplome de la bolsa.

Con un nuevo grupo de desocupados -algunos en espera de la reactivación de la economía para retornar a sus empleos- Catamarca no pudo sortear el impacto de la crisis. Aunque diferente fue la reacción en otras cinco provincias del Norte Grande que lograron superar los obstáculos financieros.

Comentá la nota