Contra el DNU, la oposición propone coparticipar el impuesto al cheque

Impulsará el debate en Diputados, donde el kirchnerismo quedó en minoría.
Además de la negativa a aprobar el DNU que crea el Fondo del Bicentenario, la oposición apura la batalla en el Congreso para coparticipar el impuesto al cheque. La idea apunta a sumar apoyo de las provincias, que se verán beneficadas, a fin de frenar la presión del Ejecutivo sobre los gobernadores para que respalden el uso de reservas para pagar deuda externa.

En palabras del jefe del bloque de diputados del PJ disidente, Felipe Solá, promotor de la propuesta alternativa, se trata de "financiamiento genuino" en contraposición a las promesas de ayuda del Tesoro a las provincias para que ayuden a sumar votos que ratifiquen el DNU en el Parlamento.

Se calcula que el impuesto al cheque contribuirá este año al fisco con algo más de 23 mil millones de pesos. Pero resulta que sólo el 15 por ciento es lo que se coparticipa a las provincias (es decir que les toca la mitad, 7,5 %). La pelea que quiere dar la oposición -primero en Diputados, donde tiene mayoría- pasa por conseguir que la mitad de toda la torta se reparta entre las provincias.

Hacia allí apuntará la embestida opositora cuando se inicien las sesiones en marzo. El objetivo es quitarle al oficialismo un argumento de peso para seducir a los gobernadores y que estos empujen a sus legisladores a aprobar el DNU.

Se sabe que el oficialismo está en minoría en la Cámara baja y que en el Senado necesita del voto decisivo de los dos senadores pampeanos del PJ, Carlos Verna y María Higonet. En la oposición esperan que Verna actúe en sintonía con sus declaraciones a favor de defender los recursos de su provincia, en este caso provenientes del impuesto al cheque.

Para reforzar la cruzada contra el oficialismo, Solá afirmó que "no es creíble" una promesa del Gobierno a las provincias, al tiempo que criticó a los gobernadores que apoyan el mencionado DNU. "Lo que deben reclamar los gobernadores son "recursos que les corresponden del impuesto al cheque" y consideró que "hay una actitud de colonización de las provincias". aseguró. Otro peronista disidente, el gobernador peronista de Chubut, Mario Das Neves, habló de "extorsión" a las provincias, quien aseguró que "a mí no me van a comprar con un chupetín". Apoya la coparticipación del impuesto al cheque y anticipó que sus legisladores votarán contra el Fondo.

La jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, coincidió con el resto de la oposición en proponer que se discuta en Diputados, la modificación del impuesto al cheque.

En el mismo sentido se expresó el diputado radical Julio Martínez, que ofició de vocero del bloque. Rechazó el DNU que crea el Fondo del Bicentenario y sostuvo: "Viendo la forma del manejo de los fondos de los últimos años creo que esto va a pasar a ser una caja extra del gobierno nacional y va a ser manejado discrecionalmente", remarcó. Para Martinez "la solución es lograr la coparticipación del impuesto al cheque y ahí se solucionarán todos los problemas de las provincias".

El Gobierno, en tanto, acumula apoyo de gobernadores al DNU. Uno de ellos fue el misionero Maurice Closs. Al día siguiente recibió adelantos para su provincia. Y hasta el socialista Hermes Binner insinuó que está de acuerdo con el uso de reservas del Central por parte del Ejecutivo.

Comentá la nota