Contra la inseguridad, Scioli saca a la Gendarmería y a la Prefectura

Contra la inseguridad, Scioli saca a la Gendarmería y a la Prefectura
Desde el próximo miércoles también se sumarán como refuerzos los policías recién egresados. Serán destinados a las áreas más calientes de la Provincia. "Estamos hablando de la posibilidad de llegar a mil gendarmes", se entusiasmó el gobernador bonaerense.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, confirmó hoy que la seguridad en las zonas más conflictivas de la Provincia será reforzada con personal de Gendarmería y de Prefectura, y anticipó que el miércoles próximo los efectivos que egresen de la Policía serán destinados a prevención del delito en el Gran Buenos Aires.

"Estamos coordinando con el Gobierno nacional más efectivos de Gendarmería, y en algunos lugares podrían ser también miembros de la Prefectura", dijo Scioli a la prensa tras el acto de asunción de Eduardo Camaño como ministro de Gobierno.

Scioli dijo que a los 1.300 policías bonaerenses que egresarán la semana próxima se le van a sumar personal de Gendarmería y Prefectura.

"Estamos hablando de la posibilidad de llegar a mil gendarmes y para eso estuvo reunido el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, con Aníbal Fernández (ministro del Interior) y agradecemos lo que se pueda sumar al esfuerzo propio", reveló.

Por su parte, Stornelli contó que la distribución de gendarmes será "en los tres lugares" más conflictivos de cada distrito del Gran Buenos Aires.

"Es decir, que son más de cien puntos para cubrir y veremos las posibilidades del plan de fuerzas federales y nosotros completamos con el egreso de los 1.300 efectivos", remarcó el ministro.

El jefe del área de seguridad aseguró que la medida "en un momento como este a nosotros nos sirve muchísimo".

"Le he pedido al gobernador que la distribución se haga en los lugares donde más se necesita y en donde no han recibido refuerzos durante el año", concluyó.

Por otro lado, Scioli negó que se vaya a sancionar a los policías que participaron esta semana de una protesta en La Plata para pedir mejoras laborales. Eso, dijo, "no esta previsto".

"Comprendo la indignación y la bronca que han tenido los compañeros de (Miguel) Martínez y la comparto y eso no va a generar ninguna reacción de mi parte. Quiero que trabajen tranquilos", destacó.

En el marco de las medidas contra el delito, el jefe de la Departamental General Pueyrredón de la Policía Bonaerense, Norberto García, afirmó hoy que la policía de Mar del Plata "ve con beneplácito" la llegada de fuerzas federales a esa ciudad, tal como pidió el jefe comunal, Gustavo Pulti.

"Trabajaremos en forma conjunta y coparticipativa para realizar un trabajo operacional", sostuvo García.

El intendente Pulti había pedido "a las fuerzas federales que participen de los controles con presencia activa que permita mayor control y seguridad para los vecinos". Y García, antes de expresar su beneplácito, había dicho que "la policía está trabajando, mientras otros que tienen que ver mucho con el tema no dan la cara".

"Mar del Plata tiene una policía que está de pie, que está trabajando para la sociedad, poniendo la cara y el pecho cuando otros actores principales, que tienen mucho que ver con el tema de la seguridad, no están dando ningún tipo de respuesta ni están dando la cara", criticó García.

El inspector Gustavo Salvá, titular de la Jefatura Distrital, dijo por su lado que "la seguridad es un objetivo a alcanzar y cada vez tenemos el derecho de exigir más, pero acá no precisamos ni modificar leyes ni que venga Gendarmería o el Ejército, sino que necesitamos que sujetos con reiterados ingresos no salgan más".

"Cada uno se tiene que poner el sayo que le corresponda. El año pasado se detuvo a 5.500 personas, hubo menores que fueron aprehendidos en un lapso de seis meses hasta en diez oportunidades. Entonces me pregunto quiénes son los que están desbordados", deslizó.

Comentá la nota