Evo, contra la idea de adelantar los comicios

El presidente Evo Morales desautorizó ayer a los dirigentes de su partido que estos días salieron a pedir el adelantamiento de las elecciones generales para mediados de 2009, en lugar de diciembre. "Son preocupantes las declaraciones de algunos dirigentes sociales. Hay un artículo transitorio en la nueva Constitución que fija las elecciones para diciembre y el gobierno lo va a respetar. Y esperamos que los dirigentes también sepan respetar la decisión del pueblo", señaló Morales a un grupo de corresponsales extranjeros en La Paz. Hace un tiempo -molesto por los titulares de la prensa local- indicó que ya no hablaría con los medios bolivianos.
Además, Morales volvió a estrellarse contra la Iglesia católica: "Ganamos pese a la dura campaña de la derecha, que incluyó a la jerarquía de la Iglesia. Me comentaron que en algunas iglesias se hizo campaña por el No. De todos modos el cardenal (Julio Terrazas) será invitado a la promulgación de la nueva Constitución", ironizó. También opinó de política internacional. Elogió la decisión de Barack Obama de cerrar la base de Guantánamo, a la que se refirió como una "buena señal", aunque expresó que "me hubiera gustado que EE.UU. le devuelva ese territorio a Cuba". Y-sorpresivamente- mencionó su admiración por el precandidato presidencial uruguayo y "combatiente de los años '60", José "Pepe" Mujica. Luego de destacar que el mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, no habla mucho pero hace mucho".

Comentá la nota