Dos en contra y uno a favor, el voto de los senadores locales.

Marita Colombo recordó la contradicción de Néstor Kirchner por cuestionar, en Catamarca, el anticipo de los comicios provinciales y promover, días después, el adelantamiento electoral. s Ramón Saadi apoyó el proyecto y ratificó así su permanencia en las filas kirchneristas.
La Presidenta consiguió su objetivo: las legislativas nacionales serán finalmente el 28 de junio. Así quedó definido anoche, después de que por cómoda mayoría se impusiera la pretensión de Cristina Kirchner de anticipar cuatro meses los comicios. El voto de los senadores nacionales por Catamarca no tuvo mayores sorpresas: los dos representantes del FCS, Marita Colombo y Oscar Castillo rechazaron el proyecto oficialista, mientras que Ramón Saadi -pese a las especulaciones sobre una ruptura- volvió a apoyar con su voto al kirchnerismo, tal como lo hizo cuando se debatieron las retenciones agrarias.

De los tres senadores catamarqueños, Marita Colombo fue la única que justificó -en nombre del bloque de integra con Castillo- su postura. La legisladora catamarqueña, electa como diputada provincial, recordó en su alocución la "flagrante contradicción" en la que incurrió el ex presidente Néstor Kirchner por haber promovido el anticipo de las elecciones pese a que, días antes, había cuestionado idéntica medida de parte del gobernador catamarqueño.

Otro eje de su discurso estuvo orientado a reclamar un mayor federalismo y, consecuentemente, un reparto más equitativo de los fondos federales. En este punto pidió una nueva coparticipación de impuestos, tras detallar algunos tributos que quedan en las arcas nacionales. Por último, Colombo reclamó que se superen debates estériles y planteó la necesidad de enfocarse en los "verdaderos problemas del país", entre los que mencionó la pobreza y un reparto más justo de la riqueza. El senador Gerardo Morales (UCR), también recordó en su parlamento las elecciones catamarqueñas "que el Gobierno nacionalizó". "Parece que les dio mucho miedo la elección de Catamarca (...), lo que tendría que haber hecho el Gobierno es decodificar de otra manera ese resultado electoral", dijo justificando su voto negativo.

Saadi

Esta vez, el voto del senador Ramón Saadi sumó a las filas del oficialismo en el Senado, pero no fue decisivo para los números del kirchnerismo. Con él o sin él, el oficialismo igualmente alcanzaba la mayoría simple necesaria para modificar el Código Electoral y convocar a elecciones el 28 de junio próximo.

El senador catamarqueño, reeditando la postura que asumió en la histórica sesión por la resolución 125, volvió a votar a favor de un proyecto promovido por el Gobierno Nacional. Sin embargo, a diferencia de aquella oportunidad, en la que tuvo que justificar su voto, esta vez se limitó a pulsar el botón verde -adhiriendo al proyecto oficial- pero sin pronunciar argumentos que respaldaran su decisión. De hecho, prácticamente no estuvo presente en la sesión.

Con esta posición, Saadi deja en evidencia que, pese a las amenazas de rompimiento que sobrevinieron al calor de la contienda electoral provincial -debido a que quedó marginado del reparto de espacios en juego-, no ha abandonado las filas del kirchnerismo.

Comentá la nota