Contra el auto evasor

Frente a las tensiones fiscales, desde la AFIP pretenden mejorar los controles impositivos para aumentar la recaudación. Por ello, ayer se lanzó el segundo paquete de medidas de regulación tributaria. Incluye el control informático de la transferencia de autos, la obligación de utilizar facturas electrónicas en operaciones de importación y en los servicios de hotelería y un nuevo registro para las entidades exentas del impuesto a las Ganancias.
Lo anunció el titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray, durante una conferencia de prensa junto a los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Justicia, Julio Alak. También estuvieron cámaras empresarias de los sectores involucrados. Además se establecieron fechas de implementación para el primer paquete de medidas, lanzado en agosto.

En un año fiscal complicado y siendo las previsiones para el próximo no muy alentadoras, se pretende facilitar y efectivizar los mecanismos de control recaudatorios. En este sentido, las medidas permitirán, según Echegaray, "agilizar, simplificar y transparentar el comercio interno e internacional". Estas nuevas regulaciones se complementan con programas como la regularización laboral y la cooperación por la obtención de información de paraísos fiscales.

Según la información que la AFIP recogió de las cámaras del sector automotor, en 2008 la compra-venta de usados ascendió a 1.400.000 unidades, de las cuales calculan que el 50 por ciento no están registradas. Esto impide una gruesa percepción de ingresos públicos, problema que se pretende empezar a resolver con la implementación del nuevo sistema. Con el Certificado de Transferencia de Automotores (CETA) se registrará en forma electrónica la transferencia de usados y permitirá cruzar datos con otros organismo de control. Para ello, la AFIP suscribió un convenio con el Ministerio de Justicia, y de allí la presencia de Alak en el acto.

En adelante, el titular del vehículo a vender deberá obtener por Internet un certificado de transferencia, donde constará el dominio, valor de la venta y datos del comprador. Luego obtendrá el número del CETA, que será consignado en el formulario tradicional de inscripción del vehículo. En el caso de que intervengan concesionarios, éstos serán los responsables de realizar el trámite. En una primera etapa estará dirigido a transacciones de más de 50 mil pesos, para luego incluir a las de más de 40 y 30 mil pesos. Desde el sector reconocen que hay problemas con la venta de usados, derivados de los fuertes incentivos a realizar la operación entre privados, fuera de las concesionarias, donde los costos son más bajos y los controles menos efectivos.

Por otro lado, se lanzaron nuevos documentos electrónicos obligatorios para respaldar las ventas que los importadores realizan en el mercado local, excluyendo a consumidores finales. Según Echegaray, "servirá para desalentar a las firmas que operan por un tiempo y después desaparecen del mercado". Las facturas electrónicas también se extienden para la actividad hotelera. Es la misma condición que en agosto se impuso para las exportaciones y la contratación de seguros de caución. A la vez se reemplazará la tramitación del certificado de exención del impuesto a las Ganancias por un procedimiento enteramente online.

Comentá la nota