Continuidad de proyectos y nuevas estructuras en el Centro Regional Buenos Aires Norte.

Los consejeros cerraron el año en la EEA San Pedro tras concretar la 192º reunión ordinaria, junto a las autoridades de las unidades y del Centro Regional Buenos Aires Norte. Su director, Rolando Hernández, realizó un balance de los 5 meses de trabajo al frente del Crban.
La última reunión del consejo del Centro Regional Buenos Aires Norte (Crban) eligió a San Pedro como escenario para un encuentro que cerró el año con un balance positivo para el accionar de la institución. El 2009 propone grandes cambios generados desde las recientes conducciones, propuestas para la continuidad en proyectos y creación de nuevas estructuras.

La 192ª reunión ordinaria del consejo regional tuvo lugar en instalaciones de la Estación Experimental Agropecuaria San Pedro, emplazada sobre la ruta Nº 9, en el kilómetro 170, a mitad de camino entre los polos comerciales más importantes del país.

Como es tradición el cuerpo se instaló durante dos jornadas en una de las ciudades que permiten distraerse del bullicio de las grandes urbes y proponen disfrutar de la tranquilidad en el verde más cercano. Los primeros momentos de la mañana comenzaron con los informes del presidente y del director regional, y abordaron algunos avances en el Plan Tecnológico Regional.

Por la tarde se trabajó sobre la propuesta del convenio para la instalación del tambo en Trenque Lauquen, se continuó con el informe de directores de las diversas EEA que integran el Crban y luego se trabajó sobre el cronograma de reuniones 2009. Para el segundo día la propuesta fue trabajar en taller sobre el funcionamiento del consejo regional y se abordaron temas relativos a la Delegación Fundación Buenos Aires Norte. También se presentó la propuesta de intervención institucional en el Area Metropolitana de Buenos Aires.

Expectativas moderadas

El presidente del consejo regional, ingeniero agrónomo Guillermo Ezcurra, hizo un balance del accionar durante el 2008 que se traduce en una primera parte tranquila en la que se finalizó con lo vinculado al desarrollo de los proyectos con los que se había trabajado desde hace tres años y a partir de ahí mencionó varias áreas: el recambio de autoridades que hubo en el Inta, lo que significa desde el punto de vista interno hablar de gente que terminó con sus funciones. En cuanto a los planes de trabajo se reinició con los estudios y los análisis para continuar con la labor con todos los proyectos que existen en el Inta, que por una cuestión presupuestaria a nivel país hubo que hacer algunos cambios y reacomodamientos. “La idea es mantener el ritmo de trabajo, seguir trabajando dentro de todas las áreas con un enfoque actualizado y relacionado con todo lo que es la situación presupuestaria del Inta”, expresó Ezcurra.

Esta propuesta se llevará adelante este año a través de los planes de trabajo en los territorios con un equipo de trabajo preparado con precisión para lo que son sus áreas específicas de trabajo. “Las expectativas tienen que ser moderadas porque el Inta es una institución que tiene una incidencia en la parte de producción, pero inmersa en una realidad política y social con las limitaciones que tiene el sector agropecuario hoy. Es un sector que está muy bien preparado para absorber la tecnología que el Inta genere, pero no está muy bien al menos anímicamente. Es un aspecto que tenemos que tener muy en cuenta e incide porque también somos representantes de la producción y no podemos aislarnos del estado de ánimo que prevalece. De todas maneras también hay que proyectar a largo plazo, por lo que las expectativas a mediano y largo plazo son muy buenas”, evaluó Ezcurra.

Del sur a los cultivos intensivos

El flamante director de la EEA San Pedro, ingeniero agrónomo Miguel Angel Sangiacomo, fue el anfitrión de la reunión. Entre otras cosas comentó su experiencia en la institución, sus inicios como extensionista en el sur, primero como becario en la EEA Bariloche, y su incidencia en la inauguración de la Agencia de Extensión en El Bolsón, en la provincia de Río Negro. “Ese es uno de mis mayores orgullos porque era una zona que no era un polo productivo y gracias al trabajo de la AER, más los organismos gubernamentales, logramos la principal zona de producción de fruta fina del país, lo cual a uno le causa mucha alegría”, expresó.

Sangiacomo hizo su postgrado en Canadá y volvió a trabajar en la EEA Alto Valle de Río Negro en el área de poscosecha; luego participó en proyectos internacionales, principalmente en el de eliminación de bromuro de metilo. Todo este tiempo, entre consultorías y trabajos con la gente, hizo que fuera adquiriendo un conocimiento de lo que son las producciones intensivas, básicamente lo que es fruticultura y horticultura. “Esto me dio un buen panorama de lo que son los cultivos intensivos y de qué forma deberíamos estar encarando soluciones para los problemas que tienen hoy los productores y los que puede llegar a tener la producción en un futuro relativamente cercano”, sostuvo.

En cuanto a sus expectativas de trabajo cree que la EEA San Pedro “es una excelente experimental con un grupo de gente de muy buen nivel profesional. Si trabajamos en conjunto y nos vamos poniendo de acuerdo con los objetivos de la EEA podemos hacer crecer la institución local en forma interesante”.

Su opinión con respecto a la labor del consejo cobra importancia ya que “nos permite tener el soporte de política agropecuaria que debemos tener para saber si estamos haciendo las cosas bien. Es quien nos permite tener ese acercamiento del sector productivo y nuestra labor como investigadores o extensionistas como para poder trabajar en conjunto e ir delineando nuestros objetivos”.

Fortalecimiento y planificación

Entre otras cosas el director regional, ingeniero agrónomo Rolando Hernández, realizó un balance de los primeros cinco meses de trabajo: “En realidad hemos tratado de dar continuidad a algunos temas importantes para el centro y a su vez abrir algunos otros frentes de trabajo importantes”, comenzó Hernández.

Al respecto un tema central ha sido el fortalecimiento del sistema de extensión. “En el marco de lo que es nuestro Plan Tecnológico Regional (PTR) hemos territorializado la región y avanzado en la elaboración de los diagnósticos, y ahora estamos en una etapa de socialización de la propuesta de fortalecimiento con avances que me parecen importantes, de modo que esto es algo que puedo señalarlo como un hecho de este corto período de gestión con un balance por cierto positivo”, destacó.

La red regional de laboratorios es otro tema al cual se le está dando continuidad en esta gestión, básicamente con la fase de implementación y es probable que en los próximos meses se esté inaugurando una red de laboratorios con capacidades muy importantes para atender demandas de la institución y también de otras instituciones aliadas al Inta en la región.

“Otro tercer frente de trabajo es esto que tiene que ver con la planificación; comenzamos en julio en el momento que me hice cargo de la dirección regional; en este sentido avanzamos en la elaboración del Plan a Mediano Plazo (PMP) primero y actualmente en el Plan Tecnológico Regional. Estamos transitando una buena parte de este camino y esperamos tener el plan aprobado por el consejo regional en marzo y, hacia mediados del año próximo, en junio, ya la nueva cartera de proyectos que van a enmarcar el accionar del centro durante los próximos tres años. “El Inta tiene un rol importante en el desarrollo, si bien somos un actor más, aunque de importancia, y este es el rol que tratamos de cumplir en el desarrollo de los territorios, siendo un objetivo central de nuestra institución”, dijo.

El Amba y San Pedro

Otro aspecto destacado es la propuesta de intervención de la institución en el área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), que ya ha sido presentada por la Comisión en dos instancias y será también presentada en otros espacios para finalmente llegar al consejo directivo. “La propuesta de intervención incluye la creación de una nueva Estación Experimental, que se integrará a partir de un par de agencias actualmente vigentes que funcionan en el ámbito de Buenos Aires Norte, más otras agencias de extensión que se van a integrar a partir de la creación de la nueva unidad. Y adicionalmente a esto lo que tiene que ver con recursos humanos, la incorporación de todo el personal, una buena parte de ellos profesional que se venía desempeñando en el Area Metropolitana de Buenos Aires en el marco del Prohuerta, personal que se va a integrar a la nueva Estación Experimental”.

En cuanto a la articulación con la EEA San Pedro, Hernández anunció que “a nivel del Centro Regional veo la mayor integración con San Pedro, esto es fácil advertirlo porque estamos hablando de una nueva Estación Experimental con un componente que no es exclusivo pero si básicamente de extensión y transferencia, con lo cual para la investigación la articulación con San Pedro es fundamental. Me parece que esto le dará a San Pedro un rol más importante del que tenía hasta el momento, que ya de por sí es muy importante. De todos modos no sólo vemos la articulación con San Pedro que se dará con mayor intensidad, sino también con otras dependencias del Instituto como el Ipaf Pampeana y otras instituciones”, reiteró.

La nueva experimental será una unidad especializada que abordará la problemática de la horticultura urbana y periurbana: “Esta temática conduce a una articulación intra e interinstitucional probablemente más intensa que otras temáticas”, concluyó Hernández.

Comentá la nota