Continuaron las colas en el Banco Nación para cobrar

La escena de las últimas semanas del año pasado volvió a presentarse el primer día hábil del 2009 en el Banco Nación continuando ayer para cobrar sueldo, planes sociales y la ayuda económida que otorgó el gobierno nacional.
Mucha de la gente que hizo cola desde el domingo por la tarde para poder cobrar sus magros montos, no lo pudo hacer, debido a la inédita cantidad de gente que se agolpó en las puertas de la entidad y a la deficitaria atención. En la cola se escucharon algunas quejas que daban cuenta del malestar de la gente que debe esperar, algunos desde la medianoche anterior para poder cobrar, mientras que al parecer el recurso fumano del Banco no da abasto para satisfacer tanta demanda.

Cabe recordar que el lunes en horas de la mañana, mucha gente cansada de las largas colas, la espera y la mala atención para cobrar unos magros pesos, que desde el domingo por la tarde hacían fila frente a la sucursal Resistencia del Banco Nación se hartó y, con el acompañamiento del movimiento “17 de Julio” liderado por Tito López, cortó el tránsito en la esquina de Güemes y avenida 9 de Julio.

La caótica situación que se provocó durante las últimas semanas del año pasado, en casi todos los bancos de Resistencia, causada por la inusitada cantidad de gente que sobrepasó totalmente la capacidad física y de atención, tuvo este lunes su epicentro en la sucursal del Banco Nación, en la esquina de avenida 9 de Julio y calle Güemes. continuando nuevamente la situación el martes.

Con la idea de hacer lo más rápido posible el trámite de cobrar unos pocos pesos otorgados como aporte extraordinario por fin de año por el gobierno nacional, hubo gente que el domingo por la tarde ya estaba haciendo cola. Con silletas, equipo de mate algunos, y con la familia completa -incluidos bebés y niños pequeños-, otros.

También se pudo observar que con motivo de este feriado larguísimo, las oficinas de rapipago estaban colapsadas, también algunos cajeros automáticos, presentàndose el mayor problema en la Caja Municipal el lunes, dado que cayó el sistema de informática y solamente algunos pudieron cobrar mientras que algunos usuarios tampoco pudieron pagar sus deudas.

Opinión desde la cola

Mirta Amarilla: “Llegué a las cinco de la mañana y la cola para entrar al Banco Nación ya estaba por calle Yrigoyen frente al Viejo Café (Yrigoyen y Pellegrini) pero había otra gente que estuvo desde la medianoche del lunes. Cobro el Plan Madre de 7 hijos la suma de 669 pesos y estoy enferma, tengo diabetes y presión alta y aunque me acompaña mi esposo, él también está enfermo y no podemos estar mucho tiempo parados, creo que alguien tiene que tomar cartas en este asunto y solucionar este problema, que ya lo vivimos para Navidad y nuevamente ahora. Sabemos que también mucha gente de la que está acá, hace cola para cobrar los 100 pesos que otorgó el gobierno nacional, pero las autoridades del Banco debieron prever que esto iba a ocurrir y disponer de más cajeros humanos para atender a tanta gente, donde hay ancianos, jóvenes y hasta pequeñas criaturas que deben soportar el calor, el sol y la larga espera durante muchas horas”.

Ana Maidana: Una de las jóvenes que también hacia cola para poder cobrar dijo que “tuve que levantarme muy temprano para venir a guardar un lugar seguro, vine a las 6 y la cola llegaba hasta calle Pellegrini, de a poco nos vamos acercando para ver si puedo cobrar los 100 pesos que dio el gobierno. Intenté cobrarlo antes de Navidad pero fue imposible dado el importante cúmulo de gente haciendo cola, pero espero tener suerte ahora”.

Argentina Goy: “Estoy desde las cinco de la mañana en la cola para cobrar el Plan Madre de 7 hijos, me acompañan mis hijas, pero esta situación alguien debe solucionar, no puede ser que a nuestra edad tengamos que soportar largas horas en la cola sin que las autoridades no se encarguen de tratar de encontrar una salida para evitar que tanta gente no tenga que esperar mucho tiempo en la cola. Somos conscientes de que a estos pagos de distintos planes sociales se sumaron los aportes extraordinarios del gobierno nacional y eso movilizó a mucha gente que habitualmente no lo hace todos los meses, pero eso debieron preverlo las autoridades bancarias”.

Comentá la nota