Continuarán los operativos antievasión contra empresas

El ministro de Economía Angel Sciara adelantó que la Provincia seguirá adelante con los operativos antievasión en grandes empresas y que no persiguen a las firmas transnacionales. "Queremos que aquellos que evadan sean investigados, verificados y obligados a pagar; sólo buscamos justicia impositiva", indicó. También se refirió al traspaso de depósitos judiciales que están en el Banco de Santa Fe al Municipal.
El ministro de Economía, Angel Sciara, ratificó que seguirán los operativos antievasión en las grandes empresas de la provincia. "Esto no es perseguir a las trasnacionales o al capital extranjero; de lo que se trata es encontrar justicia impositiva y que todos aquellos que evadan sean identificados, verificados y estén obligados a pagar", dijo. Al mismo tiempo, indicó que a partir del 1º de julio, el Banco Municipal de Rosario recibirá un stock de depósitos judiciales de 200 a 250 millones de pesos que hoy está en la caja del Banco de Santa Fe. "Las transferencias comenzarán a partir del 1º de julio, en un proceso de transición de 180 días que intentaremos que sea lo menos traumático posible para todas las partes involucradas", dijo Sciara. El traspaso es una consecuencia del nuevo contrato de vinculación entre la provincia y su agente financiero que Sciara firmó la semana pasada en la Casa Gris. "Esto le vendrá muy bien al Banco Municipal de Rosario porque tendrá que administrar una masa de depósitos que, obviamente, aumentará su cartera prestable", explicó el ministro.

¿Lo sorprendió la reacción de Petrobras que desmintió el embargo de sus cuentas?

No me sorprendió. Son reacciones casi espasmódicas que tienen que ocurrir, quizás nos hubiera sorprendido que no hubieran ocurrido. Pero evidentemente, como lo ha dicho con total claridad la subsecretaria de Ingresos Públicos (Teresa Beren), la propia justicia avaló nuestro petitorio, o sea, ratificó que decimos lo correcto.

Se habló de las multinacionales. ¿También hay empresas de capitales nacionales que estén evadiendo impuestos?

Seguramente. Esto lo tendrá que identificar nuestra inteligencia tributaria, para eso hace falta capacidad, formación, equipos, instrumentos y un plan de verificación, que es lo que estamos haciendo. Esto no es perseguir a las empresas trasnacionales o al capital extranjero. De lo que se trata es encontrar justicia impositiva, tratando que todos aquellos que evadan sean identificados, verificados y estén obligados a pagar.

Se discutió mucho sobre la ley de Promoción Industrial. ¿Con qué se encontraron de la gestión anterior? ¿Con empresas que no tenían que estar y estaban incluidas?

No sé si había empresas que no tenían que estar y estaban. Lo que nos encontramos y esto es lo llamativo, porque se supone que los gobiernos anteriores eran tan industrialistas, pero cuando llegamos (a la Casa Gris, el 10 de diciembre de 2007) había 30 pedidos de promoción industrial, algunos desde el año 2004, que no habían sido resueltos y que ahora los estamos resolviendo nosotros.

¿Y no eran empresas multinacionales?

-No, eran de todo tipo. No voy a dar los nombres de las empresas. Pero había pedido de promoción industrial desde el año 2004 hasta el año 2007 que no habían sido resueltos por los gobiernos anteriores y los estamos resolviendo nosotros. Lo que sí nos parece es que ley de Promoción Industrial es antigua y responde a un paradigma de industrialización que hoy está totalmente perimido. Es una ley de 1979, con un decreto reglamentario del año 1995. Y en este sentido, pensamos que tenemos que darnos, primero, una política industrial, cosa que no está formulada y nadie sabe cuál es. Nosotros hemos diseñado un plan estratégico. Vamos a formular una política de industrialización que esté contenida dentro de ese plan estratégico.

Sciara repasó varias cuestiones de la agenda, entre ellas su reunión con los ministros de la Corte Suprema de Justicia para analizar, precisamente, el traspaso de los depósitos judiciales al Banco Municipal de Rosario.

"¿Hubo algún planteo de la Corte?", le preguntaron. "No, ningún planteo", contestó Sciara. "En primer lugar, la reunión con la Corte fue a pedido mío para informar sobre el nuevo contrato con el Banco de Santa Fe que incluye el traspaso de los depósitos judiciales (al Banco Municipal). Y fui a los efectos de recibir sugerencias, comentarios y todo el conocimiento que los jueces tienen acerca de los depósitos, no sólo la cantidad, sino las distintas formas que asumen. Así que quedamos en entregarles un memorandum con todo lo actuado para que ellos hicieran las sugerencias y comentarios" que consideren necesarios, explicó.

Mientras tanto, "vamos a seguir trabajando con el Banco de Santa Fe y el Banco Municipal para llevar a buen puerto" el traspaso que "comenzará el 1º de julio en un período de 180 días que nosotros consideramos suficiente. Queremos que el proceso sea lo menos traumático posible para todas las partes involucradas", agregó el ministro.

Eso le viene muy bien al Banco Municipal de Rosario...

Seguramente, ahí tendrá una masa de depósitos para administrar que obviamente aumentará su cartera prestable.

¿Por qué el Banco Municipal de Rosario?

Porque es el único banco público que existe en la provincia de Santa Fe. Y lo que corresponde es que los depósitos judiciales sean administrados por un banco público, que además es el único banco que ofrece todas las garantías.

La privatización del Banco de Santa Fe también quedó en el centro del debate electoral. Y desde la oposición, retrucaron que ahora el gobierno de Binner lo había reprivatizado.

No tiene nada que ver. Esto no es una reprivatización del Banco, al contrario, por primera vez el agente financiero se sacó fuera del proceso de privatización y se llamó a licitación para que cualquier otra entidad bancaria pudiera ser el nuevo agente financiero de la provincia. Aquí no hay ninguna reprivatización del Banco de Santa Fe. La privatización ocurrió en una sola vez y arrancó en el año 1994, tiró Sciara, al recordar que el primer proyecto privatizador que Carlos Reutemann envió a la Legislatura. (Uno)

Comentá la nota