Continúan en ejecución las nuevas obras de infraestructura en el noroeste formoseño

Un proceso firme de desarrollo humano se está registrando con motivo de la ejecución de nuevas obras de infraestructura básica para el desarrollo en el noroeste del territorio, en una región que tiene como epicentro la localidad de Posta Cambio Zalazar, donde participan de esa evolución componentes aborígenes chulupíes que habían fugado hace varias décadas hacia Paraguay y que ahora progresivamente retornan atraídas por el cambio para vivir con sus propios usos y costumbres
Según lo revela el presidente de la junta vecinal de Zalazar, Meliano Leonel Acosta, la clave de este paulatino retorno de los indios chulupíes tiene que ver por el hecho de que se sienten plenamente integrados a un proyecto de provincia que los contiene y desde donde se propicia el respeto irrestricto a su forma de vida, permitiendo que conserven sus propias normas de vida y la defensa de su identidad diferente. Lo mismo que ya pueden protagonizar las etnias que han permanecido en la provincia, como los wichi, toba y pilagas.

En este aspecto, se puede observar esa proclividad de los aborígenes hacia la pesca para lo cual encuentran un sitio ideal para el aprovisionamiento de sus alimentos en las aguas del bañado La Estrella donde la captura de los peces se realiza a la usanza de los viejos tiempos, es decir apelando al arco y las flechas cuando no a las lanzas elaboradas por ellos mismos.

Realidad de la zona

Acosta revela para quienes no conocen la realidad de esa zona del territorio hacia adonde avanza progresivamente el pavimento de la ruta 86 y desde donde partirá hacia Las Lomitas el de la ruta 28, que Posta Cambio Zalazar con casi 800 habitantes es el eje de una región en la que habitan casi 4.000 personas, incluyendo las comunidades nativas de la que forman parte en su gran mayoría los criollos a los que se agregan ahora una cada vez más creciente cantidad de familias de chulupíes provenientes del Paraguay y que se asientan en localidades como Lamadrid y Río Muerto.

Meliano Acosta cuenta acerca de las obras que están facilitando la evolución socio-económica de la zona y menciona entre ellas al albergue para los alumnos del colegio de nivel medio 39 que les permite evitar la cobertura de largas distancias de modo diario y seguir con normalidad sus estudios.

Previsiones

"A todo ello se le suma el espacio que ha sido previsto para la recreación y el entretenimiento con una plaza que tiene una superficie de una hectárea así como también un complejo polideportivo donde se pueden practicar deportes tales como fútbol y básquet y voley que también tienen incidencia favorable para la canalización de las energías y los ímpetus juveniles", consigna.

El presidente de la comisión de fomento destaca, además, las obras ejecutadas para la ampliación de la red de agua potable lugareña y los trabajos públicos emprendidos en otras comunidades como es el caso del paraje La Zanja en jurisdicción de La Libertad , donde se han levantado un centro de salud y también una escuela primaria,

El tema de la infraestructura edilicia para facilitar el desarrollo de los programas educativos se puede corroborar en Lamadrid que ya dispone de un edificio escolar del mismo modo que la zona de Alto Alegre mientras que a 25 kilómetros de ahí, Bajo Hondo, se cuenta con un nuevo centro de salud.

Comentá la nota