Continúan los cortes de rutas por tiempo indeterminado.

Así lo decidieron a las 19, en una asamblea en Sáenz Peña. También hay cortes en Gancedo y Gato Colorado, en el límite con Santa Fe. Los caminos alternativos están habilitados.
En la asamblea que tuvo lugar a las 19 de este sábado sobre ruta nacional 16, los ruralistas decidieron mantener el corte por tiempo indeterminado.

De esta manera, el corte sobre la Ruta Nacional Nº16, a la altura de Sáenz Peña, se suma a los otros 60 cortes del país, que determinaron la misma modalidad.

"El corte es total y por tiempo indeterminado. Ya ni asambleas vamos a hacer", manifestó un dirigente agropecuario, mostrando todo el malestar que sienten.

EN GANCEDO Y GATO COLORADO

Por otro lado, en cercanías a Gancedo, los productores llevan adelante un corte sobre la ruta, aunque mantienen liberado el tránsito en los caminos vecinales.

En Gato Colorado, en tanto, los ruralistas cortan la ruta a la altura del Paralelo 28, en el límite con Santa Fe. "Nos vamos a quedar todo el tiempo que sea necesario", manifestaron, y agregaron que se aguarda por la llegada de más productores para las próximas horas.

Además, respaldaron la decisión de la Mesa de Enlace de concretar un paro por siete días. "Igual, acá hace varios días que no comercializábamos nada", remarcaron.

REPUDIO CONTRA CAMPAÑA DE DESINFORMACIÓN

Los representantes de los productores agropecuarios que encabezan la protesta en la ruta a la altura de Sáenz Peña, hicieron público su repudio contra “la campaña de desinformación y desprestigio que se ha montado desde los gobiernos nacional y provincial, para desvirtuar las razones de nuestra protesta”.

“Para los productores agrícolas y ganaderos no es negocio estar en las rutas demandando a los poderosos que dejen de meternos las manos en los bolsillos para sostener su falta de visión y capacidad para gobernar”, señala un comunicado de prensa.

“Los actuales gobernantes nos han traído a la vera de los caminos. No hemos venido por capricho o porque no tenemos nada que hacer. Necesitamos que nos escuchen y necesitamos que nos respeten. Estamos hartos de los parásitos oficiales que, a falta de ideas, andan inventando cómo colgarse de nuestro esfuerzo, del esfuerzo del campo, que es el verdadero sostén de la Nación.

Cualquier argentino sabe que no es viable un Estado rico, con productores y provincias pobres. Por eso salimos a las rutas y queremos que nos escuchen, antes de que sea tarde.

A cambio, sufrimos la persecución de las autoridades y la mala información que realizan algunos Medios de Comunicación que, como Diario Norte, en su edición de hoy sábado relata hechos no ocurridos en los cortes.

Nos vemos en la necesidad de aclarar una burda mentira:

1) No agredimos ni perseguimos a un vehiculo con turistas alemanes, porque el hecho no existió. Es un invento.

También es un invento de que en ese supuesto incidente hayan participado referentes del movimiento de desocupados y jubilados de Castells.

2) Denunciamos la presión policial, que ayer viernes concluyó con el arresto de un productor sin razón alguna, lo que quedó en evidencia al ser éste liberado luego de tres horas sin tomarle la correspondiente declaración y sin alcanzarle siquiera un vaso de agua ante el pedido del productor.

3) También es falsa la denuncia del representante gremial de los trabajadores de la Salud de Sáenz Peña Omar Ramos que sostiene que entre 40 y 50 pacientes de diálisis, por día, son detenidos en los piquetes rurales y no pueden ser atendidos. Todos saben que las ambulancias y demás transportes sanitarios circulan libremente.

EN SINTESIS:

No vamos a permitir que nos sigan apretando y mal informando haciéndole el juego a los Kirchner y sus voceros provinciales.

Nosotros sabemos que la razón y la justicia están de nuestro lado.

No hemos dejado nuestros tractores y corrales para pedir limosna ni prebendas, queremos que nos dejen trabajar y ganar lo que es justo por nuestro esfuerzo.

No vamos a retroceder ante un Estado parásito del campo, pero ausente y desertor a la hora de las sequías, inundaciones y malos precios.

No es justo.

No es patriótico.

No es bueno para los argentinos”, finalizan.

Comentá la nota