Continúan la búsqueda y detenciones de supuestos terroristas en Alemania

Continúan la búsqueda y detenciones de supuestos terroristas en Alemania

Siete personas fueron detenidas en una ciudad germana limítrofe con Bélgica. Posteriormente fueron liberadas por falta de mérito.

La policía alemana detuvo ayer a siete personas cerca de la ciudad de Aquisgrán, fronteriza con Bélgica y Holanda, en el marco de las investigaciones abiertas tras los atentados islamistas cometidos el viernes pasado en París. Horas después, las autoridades informaron que habían sido puestos en libertad.

 "No tenemos ningún elemento que ponga a estas personas en relación con los atentados en París", dijo un portavoz de la policía.

Poco antes, el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, ya había adelantado que entre las siete personas detenidas no se encontraba Salah Abdeslam, sobre quien pesa una orden de arresto internacional por su supuesta implicación en los ataques de París. "Desgraciadamente entre los detenidos no se encuentra la persona que queríamos", aseguró, tras indicar que hay cierto "riesgo" de que Abdeslam huya a un país colindante con Francia. "La situación es grave, pero no hay razón para el pánico", resumió, tras señalar que es "entendible" el nerviosismo", y animó a la policía a estar "alerta, decidida y tranquila".

De Maizière manifestó que, por el momento, no se aclaró por completo lo sucedido con el pasaporte sirio encontrado junto a uno de los terroristas de París y si efectivamente se trataba de un miembro del yihadista Estado Islámico (EI) que se infiltró entre los refugiados o era una estrategia de despiste deliberada.

Las detenciones de ayer en Alsdorf se produjeron en el marco de una gran operación policial en la que, primero, se arrestó a un hombre y dos mujeres y después, en sendas acciones, a otras cuatro personas. El primer arresto se practicó frente a una oficina de empleo, después de que la vendedora de un supermercado avisara a la policía que creía haber visto en ese trío a Salah Abdeslam.

Posteriormente otros dos hombres fueron detenidos de forma temporal en esta misma localidad y, horas más tarde, se informó de otras dos nuevas capturas, aunque las fuerzas de seguridad no aportaron más detalles sobre los hechos.

Según la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), en Alemania viven unos 43 mil islamistas, de los que 420 son "potencialmente peligrosos", según las autoridades.

Además, tienen constancia de que unos 750 alemanes han marchado a Siria e Irak para combatir junto al Estado Islámico, de los que 70 han regresado con formación militar o experiencia de combate.

En tanto, la Policía de París confiscó ayer un vehículo que podría haberse utilizado para la preparación de los atentados terroristas del viernes. El vehículo, un Renault Clio negro, fue confiscado durante una operación en la plaza Albert Kahn, en el distrito 18 de París, informó la prensa. La policía aún no se pronunció.

El automóvil sospechoso pudo utilizarse "para la preparación de atentados", según informaron medios franceses citando a círculos policiales. El vehículo fue visto antes de los atentados en la autopista 1, que une París con Bélgica, pero todavía es necesario realizar más investigaciones.

Las pesquisas continúan en Francia y Bélgica, donde el lunes hubo más de 100 arrestos en redadas masivas.

PRÓFUGO

"Desgraciadamente entre los detenidos no se encuentra la persona que queríamos", dijo un ministro alemán.

Coment� la nota