Continuaba ayer sin resolverse el conflicto gremial en el Puerto

El conflicto gremial que desde hace varios meses afecta al Puerto de Mar del Plata continuaba ayer sin resolverse, a pesar de que estaba próximo a vencerse el cuarto intermedio dispuesto el pasado lunes durante la reunión entre las partes realizada bajo la mediación del intendente Gustavo Pulti.
Ayer, los distintos sectores afectados esperaban una definición del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos -Somu- que está disconforme con el avance de las negociaciones paritarias reiniciadas a mediados de octubre último.

El secretario general del gremio a nivel local, Néstor María, afirmó a LA CAPITAL que "la última palabra" la tenía ayer el secretario general del gremio a nivel nacional, Omar Suárez. "Hasta ahora no nos ha precisado nada" se excusó.

También el secretario general del Sindicato Unido Portuarios Argentinos, Juan Carlos Ferreyra, estaba pendiente de la decisión de sus pares del SOMU. "Este conflicto nos está afectando a todos" se lamentó.

Tal como informó LA CAPITAL, a comienzos de esta semana el intendente Pulti decidió mediar en el conflicto desatado tras la decisión del SOMU de no prestar el servicio de remolque en el Puerto de Mar del Plata.

Esto afectó el funcionamiento de las empresas que se encargan del traslado de los contenedores (Hamburg Sud y Maruba, por un lado, y Maersk) y dejó sin fuente de trabajo a aproximadamente 250 trabajadores de la estiba.

La semana anterior el gremio que los representa, SUPA, decidió realizar un paro general, por lo que el conflicto se extendió durante varias horas al resto de las actividades portuarias, que hasta el momento no se habían visto afectadas.

"Lo que nosotros pretendíamos era poner el tema sobre el tapete, porque nos parecía que las negociaciones estaban estancadas" afirmó Ferreyra, quien consideró que "el objetivo se alcanzó, porque de hecho intervino el intendente. Ahora hay que esperar que las negociaciones den su fruto".

Comentá la nota