Continúa sin respuestas la cesión del viejo galpón de máquinas del ex ferrocarril Mitre

Más allá del esfuerzo del Municipio por llevar adelante gestiones en el Onabe, todavía no existen novedades al respecto sobre este espacio que se encuentra en un lugar importante de Pergamino. Los proyectos analizados en su momento fueron varios pero es imposible la concreción de los mismos por no contar con la documentación que certifique la entrega del inmueble.
DE LA REDACCION. Después de importantes gestiones llevadas a cabo desde el Municipio, con la colaboración de entidades intermedias de nuestra ciudad, es de esperar que en los próximos meses se resuelva la situación del viejo galpón de máquinas del ex ferrocarril Mitre que, en la actualidad, está concesionado por el Nuevo Central Argentino.

Pero más allá del esfuerzo que se realice desde Pergamino, todo está en manos del Organismo Nacional de Administración de Bienes (Onabe) que debe avanzar en todos los trámites correspondientes a la cesión de este predio ubicado en un sector neurálgico de la ciudad que fue recuperado hace unos años. Sobre los proyectos analizados hubo una serie de ideas que van desde la construcción de un centro de convenciones hasta la instalación de un espacio comercial que, en su momento, fue impulsado por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios local.

Obras realizadas

El Municipio de Pergamino hace un tiempo terminó los trabajos que se planificaron en el viejo galpón de máquinas que perteneciera al ex Ferrocarril Mitre en el marco del programa de recuperación de los espacios que tuvo en el viaducto el punto de partida para este plan de tareas. Se habían empezado las acciones que están enmarcadas en el proceso ferrourbanístico, que se desarrolló en otros predios, y en la primera etapa de tareas efectuadas en este galpón se eliminaron espacios considerados peligrosos con el retiro total del techo.

La cubierta se hallaba en muy malas condiciones a tal punto que solamente quedaron en la actualidad los tirantes de hierros. Las constantes tormentas de viento hicieron que muchas de las chapas quedaran en medio de las calles cercanas al lugar y en este sentido, se sacaron por completo.

El cronograma de obras estipuló que después se rellenaran los pozos que quedan en el galpón, donde antes se trabajaba con las máquinas; sabido es que desde la Comuna se colocó un tejido hace algunos meses pero los diversos actos vándalicos lo dañaron en muchos tramos y por tal motivo se levantaron paredes para bloquear uno de los accesos más próximos a calle Alberti.

Trabajos paliativos

La segunda de las etapas consistió en la instalación de las rejas en cada una de las aberturas ya que en los próximos días se derribará por completo el paredón que quedó sobre avenida Alsina. Asimismo se había pensado la colocación de nuevas luminarias para este lugar de modo tal que quede una imagen agradable para la gente que circule por la zona.

Finalmente se decidió extender las veredas para completar un circuito de caminata en Pergamino, ya que está unido con el paso peatonal y la avenida España, en el marco de todas las proyecciones que se iniciaron con el viaducto.

¿Un centro de convenciones?

Diferentes entidades se habían puesto a trabajar para recuperar viejos espacios ferroviarios que quedaron al descubierto cuando la Comuna derribó los tapiales que por décadas dividieron la ciudad. Si bien existía un compromiso municipal para ceder el galpón, nuevamente está en marcha el proyecto para convertirlo en un centro de convenciones con la participación de entidades intermedias que en las próximas horas se reunirán con el intendente Héctor Gutiérrez para tratar de reflotar la idea.

El acondicionamiento del lugar alcanza un costo más que importante, a lo que hay que sumarle la inversión que demandaría instalar todos los elementos necesarios para garantizar un buen funcionamiento pero se pudo saber que serían varias las instituciones que invertirían económicamente para que el inmueble recupere la excelente fisonomía que supo tener.

Gran proyecto

No existen dudas de que el crecimiento económico de la ciudad permite que se desarrollen este tipo de proyectos debido al movimiento constante que generan empresarios locales y de ciudades vecinas.

La instalación de agencias de autos, el progreso del campo, la apertura de comercios importantes y la ubicación de Pergamino hacen que sean permanentes las concreciones de eventos de gran envergadura. Pero es real que no se hallan espacios adecuados para albergar a un numeroso público.

En este sentido, desde la Cámara de Comercio, Industria y Servicios se vienen planificando acciones tendientes a lograr la concesión del lugar para hacer el acondicionamiento necesario y presentar a toda la comunidad un ámbito acorde a la región, una zona que requiere de inversiones significativas debido al impulso que posee.

Problemas a diario

Se producen reclamos vecinales por motivo del vandalismo que existe en el paso ferroviario que está abierto a pocos metros del viejo galpón de máquinas del actual Nuevo Central Argentino, inaugurado con el fin de brindar a los pergaminenses una alternativa para poder cruzar del Centro al barrio Acevedo. Esta obra había sido hecha antes de la construcción del viaducto y en varias oportunidades se pidió un mayor control debido a los inconvenientes que se les presentaban a las personas que pasaban por el lugar.

El Municipio introdujo una serie de mejoras, consistentes en la iluminación del paso peatonal, en forma conjunta con la Cooperativa Eléctrica, sin olvidar la instalación de un cerco que dividió el espacio de la antigua construcción que todavía parece no tener un futuro definido. Sobre el costado opuesto a la edificación están las reliquias ferroviarias que Apref está restaurarando y hay que decir que integrantes de la agrupación se encuentran a diario con nuevos faltantes que son producto de las acciones de los vándalos que circulan por ahí.

Colaboración de Apref

La intervención de la Asociación de Preservación Ferroviaria de Pergamino en los predios es fundamental porque ha desarrollado tareas importantes para recuperar elementos y lugares que pertenecían a los ferrocarriles.

Los vecinos que están integrando esta Asociación deberán tener participación activa en los proyectos que se hagan con relación al galpón de máquinas ya que dichas instalaciones, en 2003, fueron cedidas por nuestro Municipio a través del expediente D 177/ 03. Esto quedó evidenciado cuando en una sesión del Consejo Deliberante, donde debía tratarse la solicitud de los Bomberos para ocupar este predio, fue necesario pedir la opinión de la comisión directiva de Apref. Pergamino tiene la suerte de contar con una entidad especialista en la temática ferroviaria, es elemental entonces considerar que a la hora de tomar decisiones sobre el área, deba ser consultada.

Opinión valedera

Como se viene informando, antes de iniciar algún tipo de proyecto seguramente se tendrá que consultar a los integrantes de esta Asociación porque son conocedores del espacio y sería algo muy importante contar con la opinión de ellos debido a que fueron pioneros en este tipo de temas cuando todavía no se habían derribado los tapiales en el sector del ex ferrocarril Mitre. La tarea que desarrollan los vecinos que integran Apref es valedera en todo sentido porque han sabido recuperar elementos ferroviarios valiosísimos para Pergamino y por tal motivo, el día que se tenga la aprobación del Onabe, también tendrían que participar de la planificación que se establezca sobre el futuro del viejo galpón de máquinas. Pero todavía es prematuro hablar sobre proyecciones porque falta el trámite fundamental que consiste en la cesión del predio, algo que puede llegar a suceder próximamente si se da respuesta a las solicitudes de la Municipalidad de Pergamino.

Comentá la nota