Continúa la reparación de semáforos en mal estado

Es en el marco de un plan de obras que, con una inversión de 18 millones de pesos aportados por el Gobierno Nacional, contempla, en un plazo de 6 meses, acondicionar, ampliar e interconectar los señalamientos lumínicos de la ciudad.

Luego de los accidentes registrados en distintos puntos de la ciudad -en lo que va del año cayeron 4 columnas- en el ámbito de la Municipalidad de General Pueyrredon se está desarrollando un plan de mantenimiento y reparación de semáforos que, al encontrarse en mal estado, constituían un potencial peligro tanto para los peatones como para los automovilistas.

Paralelamente, hay una UTE conformada por las empresas Mantelectric y Sutec que, habiéndose adjudicado las dos licitaciones a las que se llamó para proceder a la ampliación, remodelación e interconexión del señalamiento luminoso vertical para el tránsito de Mar del Plata, lleva adelante una obra financiada por el Gobierno Nacional que -entre otras cosas- contempla incorporar en un plazo de 6 meses un centenar de semáforos nuevos.

Al referirse a los trabajos puestos en marcha, José Luis Ovcak, director ejecutivo de Servicios Públicos, comentó que "independientemente de las tareas de mantenimiento que lleva adelante el Municipio, se están acondicionando instalaciones que presentaban un deterioro importante. En ese marco, la semana pasada, teniendo en cuenta que se avecinaba un temporal, retiramos 14 columnas que constituían un riesgo".

Un centenar más

El funcionario explicó que "la obra completa, además de 100 señales nuevas, contempla renovar unas 214 columnas que están en malas condiciones; de los 354 semáforos que tenemos instalados, alrededor de la mitad tienen buzones y controladores equipados con una tecnología muy antigua, que es preciso renovar".

En ese sentido explicó que "hay 46 esquinas en las que tenemos previsto reemplazar las luminarias por otras con tecnología LED, que además de dar más luz, consumen menos energía eléctrica y tienen una vida útil mayor; son las luces que va a tener el centenar de semáforos nuevos, la mayoría de los cuales van a estar ubicados en las principales avenidas", anticipó.

Más adelante Ovcak dijo que "en alrededor de una treintena de esquinas del microcentro, en la que ya existen semáforos, se van a instalar artefactos en los que los peatones podrán visualizar el tiempo que les queda de luz verde para cruzar la calle. Asimismo en 5 cruces serán instalados semáforos sonoros, para disminuidos visuales".

Al ser consultado sobre la sincronización de las señales, tras afirmar que "actualmente son 130 los que están interconectados al sistema", dijo que "ese número se va a ampliar a 300, representativos de aproximadamente el 70% del total; la actualización de la tecnología de la central va a permitir monitorear las situaciones de riesgo, las lámparas apagadas e integrar una cantidad de programas que están contemplados en la licitación", sostuvo.

Al dar a conocer más detalles expresó que "a través de 20 puestos de medición permanente de tránsito, vamos a poder censar todos los días, durante las 24 horas, la densidad del movimiento vehicular en avenidas y puntos críticos de la ciudad; ese dato nos va a permitir programar en forma eficaz la onda verde", dijo.

Posteriormente anticipó que "las nuevas instalaciones se van a empezar a ver dentro de un mes; en las principales avenidas incluirán cartelería de señalización variable que, además de ser útil en materia de educación vial, permitirá advertir sobre la problemática del tránsito".

Hubo problemas

en el microcentro

El director ejecutivo de Servicios Públicos del Municipio, José Luis Ovcak, tras explicar que una falla en el software que comanda los semáforos en la zona céntrica de Mar del Plata hizo que ayer por la mañana alrededor de treinta de ellos dejaran de funcionar, destacó que, para solucionar el inconveniente, personal del área se encargó de reprogramar cada uno de ellos en forma individual. Cabe señalar que, mientras duró el inconveniente, a efectos de ordenar la circulación vehicular, el Departamento de Inspección de Tránsito envió personal de infantería y motoristas a las esquinas que habían quedado sin señales lumínicas.

Comentá la nota