Continúa el programa de asistencia a escuelas rurales

La acción la comanda el Ministerio de Desarollo Social y se enmarca en el programa de entrega de calzado, material didáctico, jugos e insumos para comedores escolares, con el fin de brindar una alimentación saludable a los niños a través de comidas nutricionalmente completas y adecuadas. El acto lo encabezó el ministro Delflór Brizuela, en su afán de "garantizar el derecho a la educación de los chicos de todas las escuelas rurales".

El ministro de Desarrollo Social Délfor Brizuela, participó de un acto en la Escuela Nº 218 de La Ramadita, ubicada en la Ruta Nº 25 de la zona rural de la Capital. En la oportunidad se realizó la entrega a cinco establecimientos escolares de la zona de material didáctico, calzado, jugo de uva e insumos para la Canasta Desayuno y/o Merienda. Además, visitaron otros parajes con el fin de conocer las principales necesidades de las familias que habitan estos lugares.

El funcionario encabezó el acto que se concretó en la Escuela Nº 218 y en el que participaron los directivos de los establecimientos Nº 230 de Bajo Hondo, Nº 316 Estancia San Nicolás, Nº 162 San Nicolás del Recreo y Nº 353 Frutihortícola.

En la oportunidad estuvieron presentes por la cartera Social, la directora de Planificación y Organización, Solana Chiecher, el director Operativo Educado Carrizo, la directora de Desarrollo Territorial Patricia Rodríguez los coordinadores de Políticas Compensatorias Miriam Toledo y Operativo de Educación Luís Arce, entre otras autoridades.

El programa de entrega de calzado, material didáctico, jugos e insumos para comedores escolares es ejecutado a través de la Coordinación de Políticas Compensatorias con el fin de brindar una alimentación saludable a los niños a través de comidas nutricionalmente completas y adecuadas. Con este aporte de indumentaria y alimentos el Ministerio de Desarrollo Social trabaja en garantizar el derecho a la educación de los chicos de todas las escuelas rurales.

En este marco el titular de la cartera Social destacó la actitud de los pobladores del campo que "valora tanto la vida, que algo mínimo para ellos es mucho y en este caso el compromiso de nuestra área es acompañar la gestión educativa que esta en el aula, pero que necesita otros elementos para que los niños se integren y puedan asimilar los conocimientos como lo es la nutrición a través de los alimentos".

Junto a esto, el funcionario recordó que las zapatillas que se le entregan a los chicos tienen doble valor debido a que fueron compradas a una empresa recuperada de nuestra provincia. "Significó una inyección y un estímulo para que esta empresa se ponga de pie", remarcó.

Brizuela, agregó que los útiles entregados son el fruto de la campaña "Seamos Útiles" y estas acciones "son las que nos causan mucha alegría porque podemos integrar a las comunidades con dificultades y brindarles un camino de salida".

El funcionario aseguró que "queremos aunar todos los esfuerzos y articular con las distintas áreas y poder juntar fuerzas, optimizar los recursos, las ideas y trabajar para que la educación y el desarrollo comunitario vayan de la mano".

La directora del establecimiento Gladys Alzugaray destacó emocionada que estos gestos significan "cariño que enriquece a las personas y es altamente meritorio porque la provincia a través de Desarrollo Social proveen a los niños útiles, guardapolvos y zapatillas para garantizar el derecho a estudiar a todos los niños".

Asimismo, la docente puntualizó que junto con el equipo de docentes "aceptamos este acto con la ambiciosa esperanza de mejorar nuestra calidad educativa y el aprendizaje de nuestros niños".

Luego del acto escolar, Brizuela recorrió distintas viviendas del paraje El Quemado con el fin de realizar un relevamiento de la población y poder resolver las necesidades más urgentes. En la oportunidad, el funcionario entregó frazadas y alimentos.

Comentá la nota