Continúa profundizándose el conflicto.

Después del encuentro de partes que se realizó el jueves en Gobierno, no se registraron avances para destrabar el conflicto, el que amenaza con profundizarse en los hospitales.
Hoy se podría confirmar un paro de 48 horas para esta semana. Hay acusaciones mutuas de aprietes hacia los trabajadores.

Luego del paro de 48 horas que realizó la dirigencia de ATSA los días miércoles y jueves de la semana pasada, hubo un encuentro entre las autoridades del Ministerio de Salud y el gremio, en Casa de Gobierno durante la tarde del jueves, en el que la reunión siguió el mismo rumbo de las anteriores que venían sosteniendo; es decir que no hubo variaciones entre la propuesta del Gobierno de la Provincia para levantar las medidas de fuerza por un plazo de noventa días y la respuesta del sindicato que fue negativa. Frente a este cuadro de situación, hoy por la mañana los trabajadores de la salud van a realizar una nueva asamblea en los hospitales para ratificar otra medida similar para esta semana.

En ese contexto, el dirigente Alejandro Ledesma comentó que "no hubo ningún avance en las tratativas, así que en lugar de avanzar retrocedemos, pero en algún momento van a tener que entender que deben colaborar con un granito de arena para bajar el nivel de las medidas, porque por ellos mismos crecieron tanto los reclamos".

Asimismo resaltó que con relación al nivel de acatamiento de las medidas, "se mantiene, más allá de lo que dice la Ministra de Salud, que vienen bajando, nosotros entendemos que se sostienen y además vemos que le está creciendo un poquito la nariz, ya que por un lado nos pide diálogo y dice que nosotros apretamos a la gente, cuando es todo lo contrario, el director del hospital anda por los pasillos todo el día, el esposo de la ministra también, la subsecretaria Guastini aprieta por teléfono para que pasen el parte del personal que está de paro, entonces lo que es cierto es que miente y le crece la nariz como a Pinocho".

Grieco denunció aprietes del sindicato hacia los empleados y minimizó el paro

Por su parte, la ministra de Salud, María Grieco, aseguró que la medida adoptada por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) "tuvo bajo impacto en la atención a la población". También informó que "recibimos quejas, por parte del personal de salud en ambos nosocomios, que vieron vulnerado su derecho a trabajar, siendo intimados a través de agravios y hechos de prepotencia pronunciados desde el sector sindical".

"Hacemos un especial señalamiento al gremio para que respete la libertad individual de cada trabajador", dijo la Ministra, a los efectos de que el martes en Río Grande "comprobamos que manifestantes nucleados en ATSA, se desplazaron a distintas oficinas, consultorios, y a la cocina del hospital, generando presión sobre los trabajadores que se encontraban en el lugar, con agravios verbales para que cesen en la prestación de sus funciones".

"Desde el Gobierno se ha respetado en todo momento el derecho a manifestarse y el derecho a huelga, y entendemos que el mismo respeto debe existir desde el sindicato hacia los trabajadores que optan por trabajar haciendo ejercicio libre de su voluntad" afirmó la titular de la cartera sanitaria.

En tal sentido, Grieco destacó que "hay un sector importante de trabajadores que están empezando a comprender que no se trata de profundizar las medidas de fuerza para obtener beneficios salariales, por que entienden que la crisis económica es de tal magnitud que amerita valorar el puesto de trabajo y ser solidarios con la población".

Comentá la nota