Continúa el paro petrolero

Por segundo día consecutivo, el área de explotación de PCR permaneció ayer totalmente paralizada y el conflicto ya comenzó a afectar la explotación hidrocarburífera. Los dirigentes del sindicato pampeano bahiense comentaron que si bien los abogados de la compañía intentan afanosamente conseguir la conciliación obligatoria, la medida continuará durante la jornada de hoy.
"Está todo tranquilo, la policía brinda seguridad y los trabajadores que llevan a delante la medida de fuerza permanecen fuera de la planta pero con total tranquilidad" aseguró el comisario Héctor Rosane, jefe de la seccional local.

Sin embargo, varios afiliados del Sindicato de Petroleros Privados de la Pampa y Bahía Blanca contaron que los amenazó con reprimir si no dejaban ingresar personal a las instalaciones de Petroquímica.

La huelga sigue.

La huelga comenzó el martes y ayer por la tarde se profundizó con un paro total de actividades en el área petrolera. Durante toda la jornada, los trabajadores impidieron el ingreso de todos los vehículos y advirtieron que nadie podrá entrar hasta que no sea garantizada la estabilidad laboral de los once operarios despedidos por la empresa Serpa. La patronal justificó la medida porque PCR cesó el contrato de sus servicios, luego de mantener con él los mismos valores durante tres años.

Los empleados en huelga reconocieron que "por ahora, la situación se mantiene tranquila" pero lamentaron la "permanente actitud de soberbia y autoritarismo del gerente de Petroquímica, César Vanni", que dificulta cualquier posibilidad de negociación. Y los empresarios de 25 de Mayo coinciden con ellos. "Estamos convencidos de que las autoridades de la empresa, que residen en Buenos Aires, no tienen ni idea de la forma de manejarse que tiene este personaje", afirmaron varios empresarios, que prefieren no abundar demasiado ni identificarse para no perder sus contratos con la empresa.

Cesantías.

El paro tiene por objeto reclamar la reincorporación a sus tareas de once trabajadores despedidos por Serpa. En sus telegramas de despido, la empresa argumentó que PCR rescindió el contrato de tercerización de servicios y por eso los sindicatos resolvieron una medida de acción directa contra Petroquímica, para que la petrolera se haga responsable de su estabilidad laboral.

El rostro visible de Serpa en 25 de Mayo es Héctor García. En diálogo con este diario, advirtió que la situación "no tiene retorno" porque no está dispuesto a negociar nuevos contratos y calificó la situación esencadenada como "una traición", sin abundar en mayores detalles.

Desocupados.

Sin intervenir, el grupo de desocupados debaten en la Oficina de Empleo sobre el conflicto. Puertas adentro (aquel organismo es su lugar de reunión) durante la noche del lunes discutieron su intervención en la medida. Por ahora, resolvieron mantenerse al margen. Algunas fuentes aseguran que el intendente David Bravo participó de la reunión, aunque no pudieron manifestar si influyó en la decisión adoptada por el grupo.

Si bien en el área también hay afiliados al Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, liderado por Guillermo Pereyra, por ahora el conflicto se reduce al sindicato pampeano bahiense y a PCR, en cuyas instalaciones prestan servicio los despedidos.

Comentá la nota