Continúa el operativo de vacunación contra la Fiebre Amarilla

Con muy buena respuesta de la comunidad de Pergamino y la zona, en el Centro de Atención Primaria “2 de Abril” del barrio Acevedo se mantiene el dispositivo montado para inmunizar a quienes deban viajar a zonas de riesgo.
DE LA REDACCION. La Municipalidad de Pergamino, a través de la Secretaría de Salud y Acción Social, recordó que en los últimos días se recibieron nuevas dosis de vacunas contra la Fiebre Amarilla, lo que permitió continuar con el operativo de inmunización que se desarrolla desde casi el inicio de la temporada estival para cubrir las necesidades de aquellas personas que deban viajar a ciudades de la zona endémica.

Ayer se cumplió con una nueva jornada de vacunación, atendiendo a que el dispositivo sanitario se despliega en ese espacio los lunes y miércoles de 11:00 a 14:00 para dar respuesta a la demanda espontánea de personas que semana a semana se acercan para recibir la dosis correspondiente.

La campaña de vacunación contra la Fiebre Amarilla está destinada a las personas que tengan planeado viajar a las zonas denominadas de riesgo como lo son las provincias de Misiones, Formosa, Chaco, Salta, Jujuy como así también, Brasil, Perú y Paraguay.

Considerando que el período de inmunización es posterior a los diez días de colocada la vacuna, la recomendación de las autoridades sanitarias es atender este dato por cuanto en ese período está sujeto al riesgo y además puede experimentar sintomatología ocasionada por la vacuna que puede confundirse con los posibles síntomas de la enfermedad.

Las autoridades sanitarias locales recordaron que la inmunización puede recibirse desde el primer año de vida, siempre y cuando no esté contraindicada por alguna patología o la persona no haya recibido otra vacuna dentro de los treinta días anteriores.

Los interesados en obtener mayor información pueden comunicarse telefónicamente al 02477 – 410554, de 8:00 a 14:00.

Puesto oficial

Todos los puestos en los que se vacuna contra Fiebre Amarilla fueron determinados por el Ministerio de Salud. En Pergamino no se iba a establecer pero dada la insistencia de la Región Sanitaria IV, y teniendo en cuenta que muchas personas de la ciudad y las pertenecientes a las localidades aledañas necesitaban vacunarse, el director de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires dispuso que se instalara un puesto oficial en nuestro medio ya que todos los interesados debían trasladarse a Rosario para recibir la dosis.

Buenos Aires, al igual que otras provincias, no son consideradas zonas endémicas, motivo por el cual no es recomendable que las personas que no efectúen un viaje hacia el norte se vacunen.

La enfermedad

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa aguda de origen viral, que tiene una duración breve y gravedad variable. La infección puede progresar hacia la denominada etapa de intoxicación, con síntomas de insuficiencia hepatorrenal y otras manifestaciones hemorrágicas. La transmisión se da por la picadura del mosquito Aedes aegypti y no se transmite de persona a persona.

Puede presentarse de muy variadas formas, desde manifestaciones clínicas leves hasta un cuadro mortal. Aparece como un síndrome gripal con dolores musculares y de cabeza, además de fiebre y se diferencia del dengue por la ictericia (color amarillento). Hay dolores abdominales y vómitos. Puede llegar a un compromiso hepático y ser mortal.

En la provincia

La fuerte demanda de vacunas por parte de turistas que viajaron o tienen previsto trasladarse a zonas endémicas de Fiebre Amarilla motivó que las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires habilitaran centros de vacunación similares a los que funcionan en Pergamino. Según las estadísticas de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, sólo hasta fines de enero se habían vacunado a 20 mil turistas, cifra que se incrementará cuando se conozcan los registros de este mes.

Desde la Dirección de Epidemiología recordaron que a través de la línea gratuita del Ministerio 0-800-333-8876 se pueden canalizar todas las dudas sobre las zonas endémicas de la enfermedad y asesorarse sobre el funcionamiento de los centros de vacunación y mencionaron que “la vacunación tiene validez durante diez años por lo que quienes recibieron una dosis en ese período no deben aplicársela nuevamente”.

En el mismo sentido insistió en remarcar que “quienes no viajen a zonas endémicas no deben vacunarse, ya que la provincia de Buenos Aires está libre de fiebre amarilla, no hay casos humanos ni han parecido monos muertos por esa enfermedad”.

Comentá la nota