Continúa la ocupación de una empresa textil del distrito.

Los trabajadores reclamaron una solución a la situación que vienen viviendo y manifestaron su preocupación por un posible vaciamiento de la infraestructura de la planta.
Operarios de la firma Filobel Febatex, de la calle Rodolfo López 1706, en Quilmes Oeste, seguían ocupando la planta para evitar que continue "la política de vaciamien-to que desde hace más de un año implementa la peatonal".

Los despedidos reclaman los compromisos de pago y alientan la posibilidad de formar una cooperativa para que la textil siga funcionando. En ese sentido, hay un pro-yecto del diputado provincial Daniel Gurzi para que la firma pase a ser una fábrica recuperada.

El trabajador Eduardo Santillán dijo que "nosotros venimos peleando por la fuente de trabajo desde hace tiempo en una fábrica donde queremos evitar el vacia-miento. Lo que queremos es seguir trabajando y que se respete la dignidad del trabajo".

Agregó que "formamos una cooperativa y queremos empezar a trabajar con todos los compañeros, tanto los despedidas como los no despedidos".

Ayer todos los operarios estaban fuera de la firma, defendiendo la fuente de trabajo. "En la asamblea se decidió hacer una toma porque la patronal iba a traer a gente de afuera para trabajar en negro y sin cargas sociales".

El operario resaltó que la producción había bajado el año pasado porque "(la patronal) dejó caer clientes y en principio pensaban en el vaciamiento, con los despidos de la gente".

Recordó que la cantidad de operarios descendió en forma notable, ya que en su momento contó con 120 empleados y actualmente la plantilla está en 10.

Por su parte, la letrada Vanesa Castro Borda, en representación de los trabajadores, sostuvo que "la idea es que ellos se acoplen a la cooperativa. Los trabajadores que han sido despedidos no tienen aportes, tampoco seguros.

Explicó que la firma había ido cambiando de dueño, entendiendo que parecía ser un típico caso de vaciamiento.

Por eso, los trabajadores decidieron la toma con medidas de acción más firme, sobre todo porque desde la firma se pretendía incorporar a gente nueva.

El propósito final es que la empresa se transforme en una cooperativa de trabajo, como una de las tantas fábricas recuperadas que existen en la provincia. En ese sen-tido, el caso tiene estado parlamentario, con un proyecto que ingresó en la Cámara de Diputados bonaerense el legislador quilmeño Daniel Gurzi.

Dijo la abogada que en la firma tendría que estar presente el Ministerio de Trabajo para atender la situación, por lo que esperaban trasladarse a la sede de dicho orga-nismo para efectuar la respectiva denuncia sobre lo que está pasando con estos operarios.

En cuanto al proyecto legislativo propone la expropiación para mantener la fuente de trabajo autogestionando la fábrica, poniéndola de nuevo para producir.

Comentá la nota