Continúa hoy el juicio contra Abel Miguel

Se presentarán más testigos en la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra el ex intendente
Continúa el juicio al ex intendente Abel Miguel, en la sala del 4º piso del Palacio de Tribunales, por la causa caratulada "Enriquecimiento ilícito, incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos", cuyo denunciante es Carlos A. Benítez, empleado municipal durante parte de la gestión del imputado.

El Tribunal en lo Criminal Nº 1 del Departamento Judicial Junín, compuesto por los doctores Karina Piegari (presidente), Andrés Francisco Ortiz (vicepresidente) y Miguel Angel Vilaseca (vocal), está a cargo de la causa.

Para esta tercera jornada fueron citados Carlos Ribé, Marcelo Bianchelli, Aroldo Oberdá, Alejandro Gui-llermon, Salvador Cannarozo, Magdalena Ricchini y Claudio Díaz.

El juicio había comenzado el jueves último, cuando la fiscalía acusó a Miguel de aumentar "desproporcionadamente" su patrimonio y sostuvo que el incremento alcanzó los 2.500.000 pesos.

El fiscal Angel Quidiello agregó también que el ex intendente permitió que "se extrajeran fondos públicos para terceros". Hubo cuatro testimonios. El demandante Carlos Alberto Benítez, el contador Alejandro Del Dago -condenado por desfalco-, Hugo Choulet y Julio Rugeri.

La segunda jornada

El martes fue la segunda. Allí prestó declaración el contador Daniel Caputo, quien fuera miembro del Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires en la época en que Miguel era intendente.

El testigo respondió sobre las sentencias para el pago de multas y cargos referidos al desempeño administrativo de Miguel como intendente de Junín.

A continuación pasó ante el estrado Miguel Enecoiz, a quien se le preguntó si Abel Miguel integraba una sociedad comercial para la firma que él regenteaba. El testigo respondió que no, que él estaba en tres firmas comerciales -conocidas en Junín- y que en ninguna estaba integrando la sociedad el ex intendente.

Tras desistir de los testigos Hugo Tudisco y Claudio Camilo, tanto la parte acusatoria como el defensor, el Tribunal hizo pasar a Antonio Rodríguez Alvarez, tío y tutor de dos jovencitos que recibieron un campo de 522 hectáreas como herencia, que estaba a punto de ser rematado a causas de las deudas y fue vendido a Abel Miguel por 800.000 pesos en el año 1998.

Luego de un cuarto intermedio, declaró como testigo el inspector Víctor Canosa, quien trabajaba por entonces en la DDI de Junín, y fue interrogado sobre un allanamiento en la casa de Abel Miguel.

A continuación atestiguó el gremialista Héctor Azil -actual presidente del partido Justicialista-, quien fue consultado sobre un episodio ocurrido en el 2001-2002, en plena crisis económica y financiera en nuestro país. Según el testimonio, Azil solicitó al entonces intendente que destinara parte de una partida presupuestaria al Comité de Crisis, a lo que Miguel se negó.

También brindaron sus testimonios el fomentista Osvaldo Giapor y la ex concejal socialista María Laura Tortoriello.

Comentá la nota