Continúa cortado el paso en Loyola

Continúa cortado el paso en Loyola
Sigue cortado el paso en el complejo fronterizo San Ignacio de Loyola de ambos lados de la frontera debido a la protestas de comerciantes argentinos y de comerciantes paraguayos debido a la restricciones impuestas por el vecino país que también afectan a los argentinos.

Por otro lado el intendente Manuel Celauro no dudó en afirmar que se trató de una “interna” del peronismo motorizada por el “Mayanismo” para evitar el encuentro binacional que se realizaría en la ciudad y en el que participarían el Ministro Manzur y el jefe de gabinete Milton Capitanich.

En tanto que el Cónsul Paraguayo en la ciudad de Clorinda, Orlando Saccarello, también dialogó con Radio Uno sobre la situación que se vive en la frontera entre nuestro país y Paraguay por el bloqueo al transporte en camiones.

“Hay un bloqueo en ambos lados de la frontera que dificulta las actividades en la zona”, manifestó el funcionario que comentó que la crisis se inició la mañana de ayer, con dos bloqueos -uno en la cabecera de la pasarela y otro a dos kilómetros del lugar- iniciados por comerciantes clorindenses contra el operativo anticontrabando en Paraguay.

El Intendente de la ciudad de Clorinda, Manuel Celauro, charló con este matutino sobre su punto de vista ante la suspensión de la llegada del Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación a su localidad trasladando ese evento a la capital paraguaya. Acusó a sectores políticos opositores de buscar réditos políticos ante la situación.

“Yo creo que los cortes de ruta han sido influyentes y esta situación nos generaba un clima propicio para hacer una reunión de esta naturaleza”, declaró el entrevistado que añadió que estaba previsto que desde la segunda ciudad formoseña, los mencionados funcionarios nacionales se trasladen al Paraguay. Tanto Capitanich como Juan Manzur, estaban convocados en la segunda ciudad de Formosa, para llevar a cabo una reunión de carácter binacional con autoridades del Paraguay y también con la presencia del Gobernador, Gildo Insfrán, con motivo del lanzamiento de la campaña contra el Dengue.

“Esto se trataba de un logro del gobernador y se llegó al extremo de eliminar las actividades que se iban a realizar en Clorinda por el ambiente que aquí se vivía”, dijo.

Celauro dijo en diálogo con Radio Uno y El Comercial que “hicieron hacer esto para evitar que Celauro tenga el logro de traer por primera vez a Clorinda al Jefe de Gabinete, pero la verdad es que el daño se lo causaron a Clorinda, no a mí”.

“Trajeron una patota para presionar a comerciantes, son empresarios que, por su actividad, manejan muchos estibadores. Es por eso que están presionando a los comerciantes amenazándoles de que les van a arrojar cosas”, declaró el entrevistado que denunció incidentes en la jornada del martes y que muchos comercios cerraron sus puertas por temor a ese grupo de violentos: “Ahora veo policías en el centro porque les pedí que deben haber garantías para los que quieren trabajar”, dijo.

Asimismo, destacó que “gente del mayanismo estuvo reclutando en los barrios a personas para que vayan a la protesta, lamentablemente priorizaron sus cuestiones personales”. El intendente también deslizó que había militantes del radicalismo involucrada, como así también la propia titular de la Secretaría de la Mujer de Formosa, Angélica García, y a su hijo, Fernando Colcombet; pero lanzó sus dardos más fuertes hacia el senador peronista Mayans.

Respecto de las acusaciones emanadas por el Intendente clorindense, el Hijo de la Secretaría de la Mujer de la provincia, Fernando Colcombet, charló con este medio. Admitió haber estado presente en el corte de la ruta y explicó que

Colcombet un comerciante de Clorinda, hijo de la Secretaria de la Mujer, Angélica García, quien junto a su madre, fue señalado por el intendente Manuel Celauro de estar detrás de una operación por la que se frustró la visita del Jefe de Gabinete a la ciudad y de protagonizar los cortes que mantienen paralizado el transporte y el comercio internacional en la frontera, dio sus versiones de los hechos.

“Seria una falta de respeto decir que alguien les obliga a estar aquí. Hay gente que tiene 20, 30 y más años de empresariado”, dijo el empresario que negó ser parte del piquete.

“No soy organizador, pero estoy presente en la protesta porque se da una situación muy delicada en mi comercio. Si yo dejo de vender, lógicamente que la responsabilidad con mis obligaciones de mi trabajo en la distribuidora, es mía. En esto no se puede tener doble discurso, el intendente de la comunidad sale a acusar y en el día martes, los vehículos de su empresa trajeron todo tipo de elementos para el corte”, dijo Colcombet desafiante.

Coment� la nota