Continúa el conflicto con la Cooperativa Renacer en la delegación municipal de Gonnet

Los trabajadores nucleados en la Cooperativa Renacer, que efectúan trabajos para la Delegación de Gonnet de la Municipalidad de La Plata, ubicada en la calle 491 y 10, realizaron este martes una protesta frente a dicha delegación para pedir por la restitución de la coordinadora de la zona de Villa Castell, Raquel Cignarelli, y además manifestaron su malestar por los maltratos que sufren por parte de funcionarios municipales.

Según denuncian, los trabajadores reciben constantemente maltratos por parte de personas que están a cargo de los trabajos de la cooperativa. El problema puntualmente es con dos hombres vinculados directamente con Mariano Bruera: Daniel Minaglia y Guillermo Koster. Los empleados argumentaron que son constantemente maltratados e insultados por estas personas.

Cignarelli, en diálogo con Agencia NOVA, volvió a hacer declaraciones y esta vez sostuvo que "a los camioneros que manejan los camiones para llevar a los trabajadores no les pagan hace seis meses; por eso, más allá de todo, se están metiendo con los trabajadores".

Además, agregó que luego de que fuera despedida el viernes pasado y retirada a la fuerza de su oficina este lunes, "presenté una carta al intendente interino (Javier Pacharotti) y todavía estoy esperando la respuesta".

"Lo más importante acá es que los trabajadores están siendo maltratados, esta mañana (por este martes) vinieron a protestar a la puerta de la delegación y las autoridades no pudieron hacer nada porque la manifestación era afuera del edificio; además les dicen que vuelvan al trabajo para después echarlos a todos, y el que no me cree que hable con los trabajadores", aclaró Cignarelli.

Además, la coordinadora sostuvo que el delegado de Gonnet, Diego Fernández, les habría comunicado a los trabajadores que tanto Minaglia como Koster no iban a tener más relación con ellos, sin embargo este martes se hicieron presentes en la protesta e interceptaron a los empleados.

Ante las repercusiones que tuvo la nota publicada este lunes por este medio (www.agencianova.com/nota.asp?n=2009_9_29&id=11476&id_tiponota=10), Raquel Cignarelli sostuvo que "la escuela primaria para adultos de la calle 520 entre 8 y 9, funciona gracias a mi ONG (Centro de Capacitación Comunitaria) y eso no me lo puede discutir nadie; fue por pedido del propio Mariano Bruera, el que diga lo contrario que venga y me muestre algún papel".

"Lo más importante es dejar en claro que lo que está en juego es el trabajo de personas que lo necesitan y que lo único que no quieren es ser maltratadas por los matones de Mariano Bruera", finalizó Cignarelli. (www.agencianova.com)

Comentá la nota