Continúa colapso de cloacas en otros barrios de Trelew

SE SUMARON LOS BARRIOS ESTE Y MOREIRA: Nuevas zonas de Trelew se sumaron al colapso de cloacas que desde el jueves rebalsan en varias calles de la ciudad y que no tienen respuestas, porque la Cooperativa no tiene guardias para afrontar la situación.
Anoche se supo de otro caño, que saturó de nauseabundos líquidos varias arterias y terrenos del barrio Este, como así también de Moreira.

El vecino Sergio Remolcoy, domiciliado en la casa 32 de las 91 Viviendas, incluidas en el barrio Este, se comunicó con este medio para dar a conocer su situación. Dijo que el jueves por la tarde reventó la boca de cloaca ubicada en la calle Gran Malvina y Thomas Murray. Desde entonces llamó telefónicamente y fue personalmente hasta la prestadora de servicios, desde no tuvo solución a la problemática, que según describió, terminó haciendo rebalsar las cañerías del interior de su hogar y la de otros.

Señaló que «acá siempre ocurre el mismo problema con el tema de las cloacas, porque rebalsan. Llamamos a Cooperativa y nunca vienen. Esto arrancó el jueves, hoy es domingo y sigue saliendo líquido continuamente», indicó, añadiendo que «anoche -por el sábado- se taparon los baños; no podés tirar agua en el inodoro porque no baja y rebalsa, pasó dos veces, abrís la puerta y está ahí».

Subrayó que a la Cooperativa «fui a pedirles por favor que vayan, y me dijeron que no hay guardias. Ya no nos podemos bañar, ni lavar los platos, porque se tapa todo, le pasa a todo el barrio», aseguró.

La calle donde vive desde hace un año, estaba ayer por la tarde anegada y no se podía atravesar caminando. Remolcoy explicó que el empleado de la oficina de guardia de la Cooperativa, le expresó que «están los portones cerrados con candado y que no se pueden sacar los vehículos».

Desde el jueves, «fui cuatro veces», admitió, pero «dicen que están en el tema de un paro, de fuerza, o no sé qué, y que no les dejan sacar los vehículos para venir a trabajar acá».

Visiblemente indignado, sostuvo que «la verdad que ya estoy cansando con esto, hace un año y medio que estamos acá y hemos tenido más de diez veces el rebalsamiento de la cloaca. Yo no sé si es el problema de las obras, no sé si paran el bombeo, no sé lo que pasa; lo mismo pasa con las calles asfaltadas. Ya estamos medio cansados con esto y, por lo menos yo, tengo todos los impuestos al día y nadie se calienta por nada. No merecemos estar con el agua de cloacas saliendo continuamente», reflexionó.

Por último quiso hacer público, una serie de manchas en la pierna de su hijo de ocho años, que podrían ser originadas por el Canal Owen o bien por las cloacas.

Comentá la nota