Continúa el uso abusivo de las veredas de Libertad

Pese a los controles efectuados por el municipio, ayer se seguían observando evidentes casos de ocupación prohibida de la vía pública.
Los controles efectuados esta semana por la comuna en la avenida Libertad, entre Champagnat y la costa, tuvieron un resultado relativo ya que a pocas horas de que realizaran clausuras, se labraran actas de infracción y se secuestrara mercadería, ayer se percibían nuevamente numerosos y evidentes casos de ocupación ilegal de la vía pública.

Entre las situaciones más notables se podía observar cómo en algunas cuadras los carriles de estacionamiento se encontraban totalmente "copados" por vehículos en venta, mientras que seguía habiendo motocicletas sujetadas a los árboles y los postes y algunos comerciantes continuaban exhibiendo carteles y mercadería en las veredas.

El jueves, personal del área de Control del municipio realizó un operativo en la zona donde se comprobó que las amplias veredas de esta arteria son aprovechadas con distintos fines prohibidos por los frentistas, ante lo cual, se aplicaron numerosas sanciones. Por ejemplo se retiró mercadería en un polirrubro, una casa de reparación de electrodomésticos, una mueblería y cuatro despensas.

Además el Area Operativa de Control de la Municipalidad labró 26 actas de constatación en distintos locales, de los cuales 7 sufrieron el secuestro de la mercadería y 2 fueron clausurados -una frutería y un lubricentro- por falta de habilitación. Según había explicado el titular de Inspección General, Eduardo Bruzzeta "muchos de estos comercios ya habían sido notificados en varias oportunidades y algunos tienen antecedentes de 4 ó 5 actas de constatación. En ocasiones anteriores, ya se intimó a más de 50 locales por utilización ilegal del espacio público durante los meses de septiembre, octubre y noviembre".

Bruzzeta aclaró que "la ocupación ilegal del espacio público no está permitida, ni siquiera pagando tasas. Solamente se pueden instalar bicicleteros sin publicidad. No se permite -más allá de la línea municipal y hasta el cordón de la vereda- ninguna clase de publicidad o instalación de mercadería para la venta, como tampoco se permiten demarcaciones para liberar el estacionamiento, como las banderas que ponen las playas de estacionamiento o lubricentros: banderas o pilotes de cemento con el cartel de prohibido estacionar".

Según dijo, todos estos elementos "son peligrosos", más aún en una arteria con un importante caudal de tránsito, que se acrecentó aún más por la circulación de micros de larga distancia.

Comentá la nota